Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Grasa láctea: aliada en la salud

Grasa láctea: aliada en la salud
Se trata de alimentos completos, que aportan una gran cantidad de nutrientes al organismo, sobre todo cuando se encuentra en desarrollo
08.01.2020 13.32hs Actualidad

La leche es un alimento completo, formado por una gran cantidad de nutrientes, que se consideran esenciales para satisfacer los requerimientos nutricionales en la primera etapa de la vida y que, tiene un papel fundamental en la dieta equilibrada en todas las edades.

Por naturaleza, dentro de sus componentes, la leche tiene entre un 3% y un 7% de materia grasa al momento del ordeñe. Según distintos factores (raza del ganado, alimento que ingiera, período de lactancia, estación del año, las regiones) ese contenido puede variar. Una vez que la leche llega a la planta de elaboración, se pasteuriza y se estandariza para que todas ofrezcan una misma cantidad de grasa.

En el mercado se pueden encontrar variedades de leches diferenciadas por su tenor graso, 3%, 2%, 1% y 0%. Todas aportan la misma cantidad de vitaminas A y D, proteínas y minerales, lo único que varía es el contenido graso y por lo tanto, también calórico.

¿Cuándo podemos comenzar a consumir lácteos descremados?

Según las Guías Alimentarias para la Población Argentina, a partir de los 2 años de edad se recomiendan consumir preferentemente las versiones parcialmente descremadas de leche, yogur y queso, siempre teniendo en cuenta la indicación del pediatra.

El crecimiento de los niños y adolescentes, sumado a las necesidades de adultos de todas las edades, requieren del consumo de grasas saludables, además de otros nutrientes, en un contexto de alimentación equilibrada. Por eso, es de suma importancia incluir en las comidas diarias 3 porciones de leche, yogur o queso preferentemente descremados para cubrir los requerimientos de calcio, vitaminas y sumar proteínas completas, para la formación y mantenimiento de huesos y músculos.

Cabe destacar que las grasas lácteas no son las responsables de un aumento de peso o de un incremento en los niveles de colesterol en sangre. De todos modos, quienes sigan dietas bajas en grasas o quieran cuidar el aporte calórico detalladamente, pueden encontrar distintas opciones en el comercio.

¿Quiénes eligen a diario incluir en la dieta con lácteos descremados?

Cada vez más gente elige productos sanos y bajos en grasas. Quienes compran frecuentemente productos bajos en calorías eligen en primera instancia leche fluida descremada para cuidar su peso y su ingesta calórica.

Asimismo, aquellas personas que quieren optimizar su salud cardiovascular, como deportistas, entrenadores y gimnastas que buscan un estilo de vida FIT, optan también por este hábito.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar