Rating: ¿quién ganó en la noche de los fracasos de Claudia Fontán y Charlotte Caniggia?

Rating: ¿quién ganó en la noche de los fracasos de Claudia Fontán y Charlotte Caniggia?
En la gala de MasterChef Celebrity 2, se prepararon "milk shakes", hamburguesas y hubo una eliminación sorpresiva por un cambio de reglas
Por iProfesional
17.06.2021 07.47hs Actualidad

El horario estelar del miércoles en la TV abierta porteña tuvo dos protagonistas: Claudia Fontán y Charlotte Caniggia. La franja comenzó con el mano a mano de los noticieros, que ganó Telefe Noticias con pico de 14,5 puntos, miengtras que Telenoche llegó a 8,8.

Luego llegó el turno de La Academia, con la participación de Charlotte Caniggia, Julieta Nair Calvo, Sofía Jujuy Jiménez y Mariana Genesio Peña, que le permitió llegar a 12,5 puntos. Doctor Milagro lideró la franja con una marca máxima de 19,7 puntos. Este miércoles quedó tercero en la franja Bendita con 5,9 mientras que Los Mammones llegó a 3,3, con Caramelito Carrizo de invitada.

Con MasterChef Celebrity 2, Telefe se impuso con 24 puntos en la gala donde se prepararon "milk shakes", hamburguesas y hubo una eliminación sorpresiva. Cuando arrancó Guido Kaczka, el certamen culinario llegó a una marca máxima de 25,6 puntos, con la eliminación de Claudia Fontán, mientras que Bienvenidos a bordo se mantuvo entre 5 y 6 puntos.

Canal que ganó el rating del miércoles 16 de junio

Tras ganar las tres franjas, Telefe se quedó con el día, por una diferencia de 4,9 puntos. Además, tuvo los cinco programas más vistos del día.

Promedio del día por canal

  • Telefe: 11,8
  • eltrece: 6,9
  • El Nueve: 2,8
  • América: 2,4
  • TV Pública: 0,6

Los tres programas con más rating

  • MasterChef Celebrity 2: 23,6
  • Doctor Milagro: 18,6
  • ViajeChef: 13,5

Destacados del rating del miércoles 16 de junio

MasterChef Celebrity 2 alcanzó un promedio de 23,6 puntos. Fue lo más visto del día, la marca más alta de la última semana del certamen y la segunda medición más alta en lo que va del ciclo.

El club de las divorciadas, a pesar del buen piso de 7,6 puntos que le dejó 100 argentinos dicen, midió 5.5 puntos y fue la emisión más baja en lo que va del ciclo. Quedó segundo en su franja, lejos de la competencia. 

Es por ahí midió 2,7 puntos. Si bien quedó cuarto en su franja, fue la emisión más alta en lo que va del ciclo. Intrusos especial marcó 0,9 puntos y quedó cuarto en su franja.

MasterChef Celebrity 2: Claudia Fontán dejó el programa

La jornada del certamen culinario comenzó en forma festiva. Una rockola, un cadillac, ambientación años 50, y Donato de Santis, Damián Betular y Germán Martitegui como salidos de una película de Elvis Presley: anteojos, campera y pelos parados.

La actividad arrancó con un milk shake a modo de predesafío y siguió con hamburguesas como la gran prueba de la noche. Pero con dos novedades que transformaron los estados de ánimo.

La primera novedad fue que Sol Pérez, por alcanzar la hazaña de haber hecho los mejores platos del lunes y el martes, pasó a la siguiente ronda en forma directa. La segunda aclaración -y un baldazo de agua fría para Candela Vetrano, Claudia Fontán, Georgina Barbarossa y Gastón Dalmau- es que, al culminar la noche, el artífice del peor plato dejaba "para siempre" las cocinas del programa.

Por cuestiones del rating, el ciclo se ha vuelto impredecible hasta en sus reglas, y los habituales cuatro días de esfuerzo para pasar de ronda se transformaron en dos.

Claudia brilló con su milk shake de helado de crema, café, pasta de avellanas y crema batida, pero su beneficio fue elegir el acompañamiento para la hamburguesa que iba a preparar. Su cara de desilusión lo dijo todo.

Desde el balcón, Sol Pérez fue la "directora técnica" de Dalmau, y sus consejos lo colocaron en la semifinal. Lo mismo pasó con Georgina quien, disfrazada como la princesa Leia de Star Wars, superó la maldición de los aros de cebolla ("nunca nadie los hizo bien en esta competencia", la había amenazado Martitegui) y logró algo "impactante y espectacular". "Esta hamburguesa es Las Vegas, nunca la vamos a olvidar", le dijeron. Ni ella lo podía creer.

En una noche de estrés por la sorpresiva partida de uno de los concursantes, Vetrano y Fontán quedaron a disposición de la decisión final. Dos platos con pros y contras, pero -por muy poco- Claudia se quedó en la puerta de la semifinal. "Después del episodio que hubo podría haber dicho ‘listo, me voy’, pero me la banqué, me quedé y cociné, y creo que mi mejor proceso lo hice a partir de eso", dijo Fontán.

Charlotte Caniggia se cayó en plena coreografía

El shuffle debutó este año en la pista de ShowMatch y se convirtió en uno de los ritmos más difíciles y con menor puntuación en la historia del programa. Este miércoles, fueron varios los participantes de La Academia que mostraron su destreza en esta disciplina, con mayor o menor suerte. Y Charlotte Caniggia fue una de ellos.

La heredera de Mariana Nannis fue la encargada de abrir la pista, y comenzó su previa con una queja. "No me gustó que Karina ‘La Princesita’ me imitara y dijera que no trabajo. ¡Qué hago acá entonces!", se indignó. Ahí fue, entonces, que Marcelo Tinelli le preguntó cuántas horas ensayaba por día y, fiel a su estilo frontal, la participante respondió que solo dos.

Rápido de reflejos, el conductor aprovechó la presencia en el estudio de otras cuatro parejas participantes y quiso saber si dedicaban el mismo tiempo que Charlotte a aprender las coreografías. Las respuestas de Viviana Saccone, Julieta Nair Calvo, Sofía "Jujuy" Jiménez y Mariana Genesio fueron calcadas e inequívocas: todas ensayaban el doble.

Tras ver la propuesta con final fallido de Caniggia, Nacho Gonatta y otros cuatro bailarines el primero de los miembros del jurado en dar su devolución fue Ángel De Brito. Pero antes, el conductor de Los ángeles de la mañana le pidió explicaciones al bailarín por sus declaraciones sobre las devoluciones del jurado y su intención de pasar una noche con Hernán Piquín. "Es que me lo preguntaron. Es un bombón", expresó Gonatta, pero Piquín recordó que está de novio y se desentendió de la situación.

"¿Qué hacemos, amiga, con esto? Yo busco ponerle onda, pero me la hacés difícil. Casi te matás en el final. Quizá necesitás una puesta más intimista, con las luces apagadas, si te da vergüenza que te miremos. Hoy no estuvo bueno. Tuviste el accidente del final, que no sería nada si lo otro hubiese estado bueno, pero estuviste muy perdida. Cada uno elige cómo pasar por la pista y vos tenés otra gracia que no es el baile. Fue bastante feo todo", indicó De Brito (2).

"Le podemos preguntar a los compañeros qué puntaje le pondrían. Me da intriga, porque ellos estuvieron ensayando cuatro horas...", propuso Pampita Ardohain (3). Luego, enumeró: "No iban a tiempo. Charlotte tenía una coreo paralela y los pasos no estaban logrados. Inclusive, la vi perdida en un momento y se cayó en el truco del final. Ensayen un poco más. Es un gran show y hay que dar lo máximo. Los demás lo hacen. Que no sea un trabajo de un rato y nada más".

"Noto que sos más sensible que tu personaje. Por eso, me encantaría que cenemos una noche, porque quiero colaborar a que te sientas bien", comenzó la dueña del voto secreto, Jimena Barón. Y siguió: "Yo veo que vos podés bailar muy bien, pero venís en perdedora. Más allá de tu límite, está tu cara, tu cuerpo... Estás todo el tiempo como diciendo que no podés. Tenés que vencer la vergüenza y vender lo que estás haciendo. Hoy no fue una buena noche. El comienzo no estuvo bien, en la vertical te caíste y en el final no llegaste".

Piquín (4), a su vez, agregó: "Me gustó mucho la propuesta, pero a ella le da vergüenza y es un sentimiento que tiene que eliminar. Cuando yo empecé a los 10 años a estudiar en el Teatro Colón, me sentía una papa y mis maestras me lo hacían sentir, también. Me decían que vaya a vender ballenitas. Pero yo le puse mucha garra". Entonces, recomendó: "Una hora más de ensayo la va a hacer bailar mucho mejor. Me parece que Charlotte siempre se tira a menos. La gente la quiere y la apoya. Eso es bueno. Si le da vergüenza mirarnos, que no nos mire, pero que baile. Estar acá es algo muy bueno, pero hay que ensayar. Vi que se equivocó, se cayó, pero le voy a dar un punto más porque quiero que se la crea". Inspirada por aquel voto de confianza, Charlotte se comprometió a ensayar 3 horas por día: igualmente, una menos que sus compañeros.