Vacaciones de invierno en auto: $18.000 es el gasto mínimo para ir a los centros turísticos más cercanos

Vacaciones de invierno en auto: $18.000 es el gasto mínimo para ir a los centros turísticos más cercanos
Es lo que cuesta ponerlo al día contemplando cambio de aceite, chequeos de rigor, combustible (ida y vuelta) y peajes. Hasta cuánto puede llegar
Por Guillermina Fossati
09.07.2021 08.16hs Autos

Las vacaciones de invierno serán la próxima oportunidad de los argentinos para pensar en algunos días de descanso, pero con las restricciones de vuelos al exterior, se espera una mayor concentración de viajes al interior del país, siendo el auto el principal medio de transporte ya que permite evitar más contactos estrechos.

Con este panorama, repasamos los gastos que pueden surgir tanto para poner al día el vehículo para salir a la ruta como en combustible y peajes, según el destino elegido. Además, en muchos casos, habrá que sumar algunos conceptos extras por imprevistos y todo aquello que pueda surgir al rodar varios kilómetros.

Para tener una idea de cuánto dinero se necesita, descontando lo que implica gasto en hotel y comidas, repasamos los ítems básicos a tener en cuenta para que el vehículo quede "10 puntos", que pueden ir desde los $18.000 hasta $40.000 y solo contemplar lo "indispensable".

Revisiones básicas

Si vas a recorrer varios kilómetros, y el auto ya tiene algunos años de uso, incluso, si ya no está dentro de garantía, es importante asegurarse del nivel de aceite y el estado de los filtros. En este caso, si hace mucho que no se revisan, habrá que cambiarlos.

Controles básicos para salir a la ruta.
Controles básicos para salir a la ruta.

Lo que habrá que gastar considerando un cambio de aceite semi sintético 10/40 marca Castrol, con reemplazo del filtro de nafta y de aire, para un auto mediano de los más accesibles (por ejemplo el Fiat Cronos, el más vendido del mercado), el costo va entre los $6.000 y 8.000 pesos.

También es importante, si hace mucho no se revisa, hacer un control del alineado y balanceado. Se aconseja que el mismo se haga cada 10.000 kilómetros. El costo promedio, según el lugar, ronda los $3.000. En el caso de una pick-up, el valor se eleva a 4.000 pesos.

Líquido de frenos, anticongelante y batería

Son cuestiones a las que pocas veces se les da importancia, especialmente cuando los autos son muy nuevos. Sin embargo, siempre hay que estar atento a los controles.

Los líquidos de frenos están categorizados (DOT3, DOT4 y DOT5) según la temperatura de ebullición, siendo la de mayor grado la más resistente y la de mejor calidad. Según los consultados, nivelar el depósito del líquido de freno cuando este se encuentra bajo es un error. Lo mejor es cambiarlo todo y limpiar el sistema completo, incluso los filtros. Los precios van desde $550 (Wagner Lockheed tipo 3 hasta $1.800 Wagner Lockheed tipo 5).

En el caso del anticongelante, es muy importante nivelar todos los fluidos del auto. Los especialistas sugieren utilizar líquido refrigerante o anti congelante debido a los paquetes aditivos que protegen contra la corrosión el circuito de refrigeración, cosa que no hace el agua pura. El costo de un anti congelante de marca reconocida (YPF, Shell,Repsol, Bardal Tir) ronda entre los $600 y $1.200 el litro (se deben evitar los preparados en bidones y en colores llamativos).

Hasta acá, considerando los precios más baratos de cada uno de los productos, son 10.150 pesos.

Por último, si la batería tiene más de 3 años o 60.000 kilómetros, hay que pensar que está cerca de cumplir su tiempo de vida útil. En este caso, una batería de libre mantenimiento, con una medida 12x65 de primera marca, sale entre los 10.000 y 15.000 pesos.

Combustible y peajes

Ahora si, es el momento de salir a la ruta y llenar el tanque de nafta. En este caso, tomamos como referencia tres destinos, con un consumo promedio de un auto de 10 litros cada 100 kilómetros utilizando nafta súper ($90.40 el litro).

Así, por ejemplo, en un viaje desde Buenos Aires a Mar del Plata, para recorrer 830 kilómetros (ida y vuelta) se necesitarán entre 7.500 y 8.000 pesos en combustible (varía de acuerdo a la velocidad, modo de manejo), etc. En este caso, el gasto total en peajes, ida y vuelta, promedia los 690 pesos.

Combustible, uno de los gastos más caros.
Combustible, uno de los gastos más caros.

Considerando un destino más lejano, como es el caso de Córdoba, para ello entre ida y vuelta desde la Ciudad de Buenos Aires se necesitarán recorrer unos 1.480 km. En este caso, con los mismos consumos del vehículo, el gasto será de 13.400 pesos promedio. En este caso, hay por lo menos unos 6 peajes, que con un precio promedio de $80 (cambian según la hora) suman otros 960 pesos.

Por último, consideramos un destino bien de invierno, Bariloche, para el cual habrá que conducir durante 3.140 kilómetros, y se gastarán en nafta unos 28.400 pesos. En este caso, saliendo por Riccheri y tomando la ruta 3, se atravesarán aproximadamente 3 peajes con un costo de 700 pesos.

Imprevistos

Cuando se sale a la ruta, nadie está exento de sufrir imprevistos. En este caso, un parche de una rueda cuesta $600, y si es un arreglo más complejo (vulcanización) hay que pensar en $1.200. Reparar una llanta de aleación cuesta $1.500, en tanto que pensar en una rueda nueva (205/55/R16) ronda entre los $20.000 y $26.000.

Otras cosas que pueden pasar: si es un auto con luz halógena, un repuesto puede ir entre los $400 y $1.200; mientras que unas escobillas, por si llega la lluvia y en ese momento se dan cuenta que las que tienen no dan abasto, tienen un precio de $1.300 a $2.900 (marca Bosch).

Gastos totales

De esta manera, poner el auto en condiciones, sumar la nafta y peajes, tendrá los diferentes valores según el destino:

Buenos Aires – Mar del Plata:

  • Revisión total $10.150
  • Combustible: $7.500
  • Peaje: $690
  • Total: $18.340

Buenos Aires – Córdoba:

  • Revisión total: $10.150
  • Combustible: $13.400
  • Peajes: $960
  • Total: $24.510

Buenos Aires – Bariloche:

  • Revisión total: $10.150
  • Combustible: $28.400
  • Peajes: $700
  • Total: $39.250

Cada uno de estos gastos con sin contemplar la batería, los imprevistos y los consumos extras en combustible en cada destino, lo cual elevará el gasto. Eso si, contemplando que en un auto pueden viajar hasta cinco personas, la ecuación por pasajero no resulta tan abultada y es más económica que un pasaje en avión en temporada alta.