Aumento de la nafta: ¿conviene pasar el auto a gas?

Aumento de la nafta: ¿conviene pasar el auto a gas?
Es la gran pregunta que surge cada vez que se aplica un nuevo aumento de nafta en los surtidores. Cómo hacer los cálculos y que conviene más
Por iProfesional
26.09.2021 19.28hs Autos

El precio del combustible se volvió un gran problema para los propietarios de vehículos, ya que el mantenimiento mensual es cada vez más caro, y a los gastos fijos como seguro, patente y service, deben sumar el aumento de nafta que cada tanto se implementa en todo el país.

Ante esta situación, y considerando que llenar el tanque de un auto mediano sale en promedio unos $5.000, cada vez son más las personas que evalúan la posibilidad de convertir el auto a GNC. Entonces la pregunta es: ¿Conviene?.

El último incremento de nafta se dio en mayo de este año, cuando los precios del litro pasaron a costar (tomando como referencia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), los siguientes valores:

  • súper $90,40 (salía $85,70)
  • premium o Infinia $104,8 (el valor era de $99,30)
  • gasoil $84,90 (costaba $80,50)
  • y gasoil premium o Infinia, $99,90 (cotizaba en $95,00)

Desde mayo no hay aumento de nafta, y mientras tanto, en los últimos meses, el m3 se encareció y llegó a un promedio de $35 el m3, según el lugar que se tome como referencia. Las subas del GNC fueron de 20% a 30% en mayo y de 5% en agosto. 

Con estos datos, salimos a realizar un análisis para saber si, ante el incremento que se viene dando de forma constante y que probáblemente se repita antes que termine el año 2021, conviene hacer el cambio a GNC, invirtiendo en los tubos y el mantenimiento que esto conlleva, o es preferible mantener la unidad con el tipo de combustible convencional. Estos son los resultados.

Aumento de nafta: los últimos incrementos

El incremento del precio de la nafta es uno de los temas más preocupantes desde hace meses. Son en total 12 subas que se aplicaron hasta mayo, contemplando desde los 9 meses previos.

A mediados de agosto de 2020 el litro de la opción súper de la petrolera YPF se conseguía a $53,47 en las estaciones propias de la marca en la Ciudad de Buenos Aires. Luego aumentó a $ 90. 

El primer retoque fue el 19 de agosto y desde allí hubo incrementos todos los meses. En enero y febrero, hubo dos recomposiciones, aunque una fue por cuestiones impositivas.

La suba del 70% entre agosto de 2020 y mayo de 2021 supera a la inflación acumulada en esos 9 meses, o a la evolución del dólar en ese período.

Qué pasará después de las elecciones

Cuando se habla de aumento de la nafta, el tema clave es qué pasará con los precios después del 12 de noviembre. En períodos electorales quedan congelados, pero, una vez transcurridos los comicios, generalmene se viene un reajuste del precio, algo que sucedió en la última década.

Si este Gobierno repite la conducta de las administraciones kirchneristas, en noviembre (tras las elecciones) o en diciembre habría otro aumento de nafta.

El 70% del incremento en los combustibles supera la inflación acumulada entre 2020 y 2021 (36% durante el año pasado y 17,8% hasta abril de este año), la variación del dólar y hasta iguala el incremento de la cotización de la soja.

Pero si no vuelve a concretarse un reajuste de precios este año, es probable que los combustibles queden debajo de la suba del costo de vida de 2020-2021. En tanto, el dólar subió desde el 1 de enero de 2020 un 58% y la soja está -dependiendo del día- con una mejora que ronda el 70 por ciento.

En un mapa nacional, YPF aplicó un incremento de un 4,5% en agosto -luego de un congelamiento de casi 9 meses- y después subió un 3,5% promedio entre septiembre, octubre y enero.

En noviembre retocó en un 2,5%, pero en diciembre lo hizo en un 4,5%. En enero y febrero hizo dos subas cada mes, una por márgenes propios y otra por adecuación de impuestos.

Desde marzo a mayo, se definió un 5% promedio nacional por mes, aunque el resultado final a veces suele ser más alto: en marzo estuvo entre 7% y 8% en Buenos Aires y algo parecido sucederá en mayo. El objetivo de la conducción de YPF es que el litro de nafta quede cerca del dólar al tipo de cambio oficial. Ya lo alcanzó con la "premium".

Durante el período 2012-2015 (bajo la presidencia de Miguel Galuccio), YPF aplicó el mayo aumento de nafta en dólares.

"Estamos volviendo a ciertos promedios históricos de precios (en dólares) aunque todavía estamos por debajo del período 2017 a 2019 en los años recientes", dijeron en la compañía. Según se desprende de sus palabras, la administración anterior de YPF (encabezada por Miguel Angel Gutiérrez) aumentó menos en dólares de lo que hubieran querido los inversores.

Aumento de nafta: las consecuencias

El aumento de nafta de manera reiterada en los últimos meses hizo que la gente empiece a pensar, cada vez más, en la necesidad de ahorrar y buscar alternativas al combustible más convencional, como son el caso de la súper o premium y el diésel.

Entonces, ante tal situación, esto se tradujo en un pico de conversiones de vehículos al Gas Natural Comprimido (GNC).

El aumento de nafta hace pensar en convertir el auto a GNC.
El aumento de nafta hace pensar en convertir el auto a GNC.

Frente a estas decisiones, se dio que, desde mayo pasado, la nafta mantuvo el precio, es decir, el aumento dio un respiro, mientras que el metro cúbico del GNC se fue modificando.

Ahí, muchas personas repensaron su decisión. De todos modos, en el sector del GNC, nadie duda que la conversión sigue siendo un buen negocio por el incremento de precios, lo cual les permitirá recuperar rápidamente lo pagado para adaptar el vehículo.

El cálculo que se hace tiene que ver con que, en primer lugar, el m3 de GNC sigue costando un 60% menos que un litro de nafta súper, y rinde casi 14% más, por lo cual, permite recorrer una mayor cantidad de kilómetros.

En segundo lugar, un dato clave para elegir el GNC ante la suba de precios de la nafta, es que los equipos se volvieron cada vez más accesibles para aquellos que quieran convertir su auto y la gente puede financiarlos con tarjeta de crédito en 24 cuotas fijas dentro del nuevo plan oficial Ahora 24.

Es decir, el equipo de gas se compra hoy, en cuotas, y se terminará de pagar en septiembre de 2023. Antes lo máximo eran 18 pagos.

Conversiones recientes

Con este panorama, y con el aumento de nafta, según los vendedores de equipos de GNC son cada vez más las consultas que reciben para convertir su vehículo. Teniendo en cuenta los últimos meses, julio fue un muy buen período y agosto cerró también con muy buenos niveles.

Lo cierto es que la gente saca las cuentas, ve que puede ahorrarse $5 por kilómetro, y ese mismo ahorro le paga las cuotas del equipo. Si usa el auto todos los días, ante el precio de la nafta, no hay lugar a dudas en que conviene hacer el cambio.

En julio, según datos del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), se registraron 11.648 instalaciones en todo el país, un 46% más que en el mismo mes del año pasado. Esto equivale a un ritmo de 375 conversiones por día o de 1 cada 4 minutos.

Aumento de nafta frente al GNC

Cuando se mira el aumento de nafta, hay que tener en cuenta que los valores, al igual que con el GNC, varían según el lugar.

El precio del m3 de GNC puede variar bastante dependiendo del barrio, de la estación de servicio elegida e incluso del horario. Cargar gas suele ser más económico en Capital que en el Gran Buenos Aires y el Interior del país.

Como ejemplo, tomando de referencia el aumento de precios de la nafta y los precios de GNC en la Ciudad de Buenos Aires, el m3 de GNC tiene un valor promedio de $37 (se ubica entre los $34 y $40 según el lugar).

Mientras tanto, la súper sale $90,40 por litro en las estaciones de servicio porteñas de YPF; y la premium, $104,80.

Así, 1 m3 de GNC cuesta ahora un 59% menos que 1 litro de súper de YPF y casi un 65% menos que 1 litro de premium.

Por el aumento de nafta, conviene convertir el vehículo a GNC.
Por el aumento de nafta, conviene convertir el vehículo a GNC.

De esta manera, por ejemplo, para quien acostumbra a cargar 150 litros al mes (tres tanques), en Capital, el gasto en combustible puede caer de $13.600 a menos de $4.900. Unos $ 8.700 de ahorro al mes sin contar algún posible aumento de nafta.

Asimismo, con los precios actuales, el ahorro anual proyectado asciende a $86.550 si se recorren 15.000 kilómetros, es de $122.400 haciendo el doble de distancia; y alcanza los $183.400 con 30.000 kilómetros.

Conversión a GNC: los valores

Además de tener en cuenta el gasto que se tendrá por mes en el uso de GNC o de combustible, hay que evaluar cuánto saldrá la inversión para convertir el auto, a fin de determinar el tiempo que llevará recuperar ese desembolso.

Según diferentes fuentes y vendedores del sector, la conversión de un vehículo sale en promedio $80.000, considerando tanto el equipo completo y la mano de obra de la instalación.

En el caso de optar por un tanque de 60 litros, el valor de pasarse a GNC será de $85.000, mientras que con un tanque de 40 litros, de menor autonomía, será de unos $77.000.

Así, quien hace 15.000 kilómetros por año y carga súper, tardaría menos de un año en recuperar lo invertido. Y quien hace 30.000 km anuales, menos de un semestre.

Otro dato a considerar, más allá del aumento de nafta, es que la conversión se puede abonar en cuotas fijas de los planes Ahora 12, Ahora 18 y Ahora 24. Un equipo de 40 litros, así, se puede conseguir en 12 pagos de $ 7.600, en 18 pagos de $ 5.400 o en 24 pagos de $ 4.400.

Pros y contras del GNC

Si bien el aumento es un grave problema que hace pensar en pasar al GNC, hay algunas cosas a favor y otras en contra de la decisión.

Por el precio de la nafta se busca principalmente ahorrar, pero además, el GNC, tiene una tecnología más limpia. Y pese a lo que muchos aún piensan, los fabricantes afirman que no daña el motor y ofrece una experiencia de conducción muy similar a la de la nafta.

Como principales puntos en contra, se da que habrá que resignarse a perder espacio en el baúl (donde se instala el tanque), y a pasar por la estación de servicio hasta tres veces más seguido, debido a la menor autonomía.

Aumento de nafta, un tema que preocupa.
Aumento de nafta, un tema que preocupa.

Como referencia se toma que un tanque de GNC económico, de 40 litros, tiene una autonomía similar a la de 10 litros de nafta. Y un equipo con 60 litros de capacidad necesita ser recargado tras recorrer lo que rinden 15 litros de nafta.

Por otra parte, esas recargas deberán hacerse en una red de estaciones más chica: son ahora unas 2.031 en todo el país. Y una vez por año el auto convertido deberá ser llevado a un taller para que le hagan una revisión obligatoria.

Tanto la instalación del equipo de GNC como sus revisiones anuales deben hacerse únicamente en los talleres habilitados por el Enargas.