Más artículos
La nueva gestión de la UIF se centrará en las offshore

La nueva gestión de la UIF se centrará en las offshore

La nueva gestión de la UIF se centrará en las offshore
Los principales de la nueva gestión serán fijar la lupa sobre la evasión fiscal como uno de los principales delitos precedentes al lavado de dinero
Por iProfesional
26.01.2020 09.52hs Economía

La próxima gestión de la Unidad de Información Financiera (UIF) pondrá la mira sobre la evasión fiscal de las grandes empresas.

El candidato de Alberto Fernández para presidir el organismo antilavado fue formalmente designado justo un día antes de que terminara el mandato de Mariano Federici y María Eugenia Talerico. Se trata del abogado Carlos Cruz (en la foto), quien quedó como presidente, mientras que Mariana Quevedo será nombrada vicepresidenta.

Los principales de la nueva gestión serán fijar la lupa sobre la evasión fiscal como uno de los principales delitos precedentes al lavado, y endurecer el control sobre las personas jurídicas, señala La Nación.

La audiencia pública en el Ministerio de Economía que ocurrió el miércoles pasado, durante la cual Cruz y Quevedo defendieron sus designaciones, contó con dos exposiciones iniciales, una de ellas a cargo de Ricardo Nissen, que fue nombrado en la Inspección General de Justicia (IGJ) la semana pasada.

También expuso, el titular de la UIF durante el último mandato de Cristina Kirchner, José Sbattella. La gestión de Sbattella, durante la cual Mariana Quevedo se desempeñó como directora de Asuntos Jurídicos, se vio fuertemente reivindicada a lo largo de las exposiciones que hicieron exfuncionarios de la UIF, así como también por senadores del Frente de Todos.

Sbattella, que lideró la UIF entre 2010 y 2014, terminó procesado por los delitos de abuso de autoridad y violación de secretos, y dijo, en su discurso de adhesión, que fue "víctima del lawfare". 

Nissen se enfocó exclusivamente en resaltar el carácter de ilicitud de las offshore. "Mi mensaje es decir por qué son ilícitas las offshore", resumió. Luego advirtió: "Los argentinos no pueden tolerar el funcionamiento de sociedades offshore. Que el control de las personas jurídicas sea una política de Estado". Así se fue perfilando, durante las exposiciones, la gestión entrante.

El control de las personas jurídicas -con claras referencias a la banca privada- fue legitimado como uno de los rumbos que tomará la UIF. Se planteó también la necesidad de delinear nuevamente la forma en que la UIF se comunica con la Justicia.

En un informe elevado por la gestión saliente al Congreso la semana pasada, firmado por Federici y Talerico, se expuso que durante la gestión 2015-2019 se produjo un aumento del 135% en la cantidad de querellas asumidas por la UIF, pasando de 70 a 165. Del total de querellas, un 33% se relaciona con delitos contra la administración pública, es decir, casos de corrupción.

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Economía