Más artículos

Ni alimentos ni indumentaria: este es el rubro que lidera los aumentos de precios durante la pandemia

Ni alimentos ni indumentaria: este es el rubro que lidera los aumentos de precios durante la pandemia
Entre enero y lo que va de noviembre, la suba de este sector se ubicaría entre nueve y diez puntos por encima de la inflación en el mismo período
Por Claudio Zlotnik
27.11.2020 15.33hs Economía

Los medicamentos se transformaron en uno de los rubros con incrementos más importantes del año. Entre enero y lo que va de noviembre, la suba promedio resultó del 40,5%, de acuerdo a un relevamiento de Ceprofar (Centro de Profesionales Farmacéuticos), al que tuvo acceso iProfesional.

En el mismo período, la inflación se ubicaría entre nueve y diez puntos por debajo de aquel incremento.

En las tres semanas de noviembre, la suba de precios de los remedios fue del 4,5%, siempre de acuerdo al informe del Ceprofar.

Claramente, esa suba estará por encima al índice de inflación mensual. Según las principales consultoras privadas, el IPC se ubicaría entre 3% y 3,5% este mes.

Ya en octubre había pasado lo mismo: contra una inflación del 3,8%, medida por el Indec, los medicamentos habían trepado el 9,7%.

Así, en los once meses que va de este 2020, este sector se encareció un 40,5% versus una inflación que rondará entre 30,7% y 32%, según sea del 3% o del 4% mensual. El Indec dará a conocer el índice en las próximas semanas.

ccc
En las tres semanas de noviembre, la suba de precios de los remedios fue del 4,5%

Alza de precios injustificable

Rubén Sajem, director del Centro de Profesionales Farmacéuticos (Ceprofar), comentó a iProfesional que semejante alza de los precios de los medicamentos "es injustificable".

El farmacéutico mencionó que las principales subas se dan en las primeras marcas, de acuerdo a la estrategia comercial de los laboratorios. A las farmacias, según Sajem, no les queda otra alternativa que trasladar al consumidor/paciente ese incremento de precios.

Productos masivos como el ibuprofeno registró un encarecimiento del 42,7% en lo que va del año. Una caja de 10 grageas de 600 miligramos ya cuesta $267 contra $187 de principios de año.

Sin embargo, el producto que más subió fue el Enalapril (anti hipertensivo, en su versión de 60 pastillas), que pasó de $564 a $901, un alza del 59,8% en estos casi 11 meses.

En el caso de la Amoxicilina, el incremento resultó del 38,1% (de $236 a $326, la caja de 21 grageas).

La aspirina registró un aumento del 36,8% ($231 a $316, la caja de 50 pastillas).

La suba alcanza a una gran cantidad de productos farmacéuticos, muchos de ellos esenciales para el cuidado de la salud de las personas.

El fenómeno no es nuevo: el año pasado, los precios de los remedios crecieron el doble que la inflación. Contra un IPC que se elevó 53,8%, los medicamentos lo hicieron en un 111%, según el relevamiento de la propia Ceprofar.

El año pasado, los precios de los remedios crecieron el doble que la inflación
El año pasado, los precios de los remedios crecieron el doble que la inflación

Impacto en las prepagas y en PAMI

Sajem, a su vez, indica que estos aumentos impactan directamente en las cuotas de las prepagas ya que esas empresas de la salud trasladan a sus clientes los mayores costos de la industria farmacéutica.

Al mismo tiempo, estos movimientos impactan en las cuentas del PAMI.

"La magnitud de los aumentos no se justifican. No hay ninguna innovación en los remedios que más aumentan de precios. Se trata de remedios que, en algunos casos, ya llevan 50 años en el mercado", resume Sajem.

De acuerdo a los laboratorios, los incrementos se dan en medio de una economía que corre con una inflación del 37% anual, aproximadamente, a los que deben añadirse costos propios, como el encarecimiento de los embalajes (cartón y aluminio) y los costos de la logística, impactados por la pandemia.

De esta forma, los aumentos afectan tanto a los artículos de venta libre como a los denominados de "venta bajo receta". Algunos de los grupos de fármacos que han visto estos aumentos son los antihipertensivos, los ansiolíticos, los tratamientos con hormonas, los antifebriles, y los antibióticos, entre otros.

Está claro que se trata de medicamentos que se utilizan para tratar una gran cantidad de patologías, que alcanzan a gran parte de la población, sobre todo a los adultos mayores y que, en la mayoría de los casos, resultan imprescindibles.

Temas relacionados