Más artículos

Se dispara el valor de Zoom por el teletrabajo: esto tenés que saber para tener éxito con esta modalidad

Se dispara el valor de Zoom por el teletrabajo: esto tenés que saber para tener éxito con esta modalidad
Los ingresos de la empresa aumentaron un 326% interanual en su año fiscal, lo que tuvo como motivo principal el crecimiento del Home Office
Por iProfesional
02.03.2021 20.25hs Economía

La aplicación de videoconferencias Zoom Video Communications, conocida entre todos nosotros simplemente como Zoom, registró un beneficio neto de 671,5 millones de dólares entre febrero de 2020 y enero de 2021, lo que supone multiplicar por 31 las ganancias de 21,7 millones de dólares en el ejercicio precedente.

Este fuerte crecimiento fue el reflejo del impulso del teletrabajo y las medidas de distanciamiento social aplicadas para contener la pandemia de coronavirus.

En este contexto, sus ingresos en el conjunto de su año fiscal aumentaron un 326% interanual, hasta 2.651,4 millones de dólares, más de cuatro veces que la cifra de negocio de la empresa en el anterior ejercicio.

Entre los meses de noviembre de 2020 y enero de 2021, cuarto trimestre fiscal para la compañía, obtuvo un beneficio neto atribuido de 260,4 millones de dólares, frente a las ganancias de 15,3 millones de dólares del mismo período del ejercicio precedente.

La cifra de negocio de Zoom en el cuarto trimestre de su ejercicio alcanzó los 882,5 millones de dólares, una mejora del 369% en comparación con sus ingresos de un año antes.

Al finalizar el cuarto trimestre, Zoom contaba con alrededor de 467.100 clientes corporativos con más de una decena de empleados, lo que representa un crecimiento del 7,7% respecto de los tres meses anteriores y del 470% en doce meses.

Ventajas y desventajas del teletrabajo

El teletrabajo pone a prueba la convivencia familiar.
El teletrabajo pone a prueba la convivencia familiar

El teletrabajo ha sido uno de los temas más destacados en el contexto del coronavirus, ya que muchas empresas han pedido a sus empleados que trabajen desde casa. En este debate hay tres aspectos fundamentales que recogen algunas de las ventajas y desventajas de teletrabajar: los horarios de trabajo, el equilibrio personal-profesional, y la productividad.

En primer lugar, a pesar de que da mayor flexibilidad de horarios, el teletrabajo hace más difícil definir de qué hora a qué hora trabajamos, pudiendo tener efectos negativos en nuestra salud mental y física.

En segundo lugar, a pesar de que el teletrabajo puede considerarse una herramienta que tiene efectos positivos en el balance entre la vida personal y la vida profesional, también puede terminar teniendo justamente el efecto opuesto si se borran las fronteras entre estos dos ámbitos. Sobre todo teniendo en cuenta que en esta oportunidad las personas están teletrabajando con sus hijos en casa.

En cuanto a productividad, los efectos del teletrabajo dependerán de factores como la agilidad de los sistemas de información y comunicación de la empresa, la cultura corporativa y la capacidad de los supervisores de apoyar al trabajador.

Una pregunta clave sobre el teletrabajo

Una pregunta que deberán responderse es la siguiente: ¿están lo suficientemente preparadas para hacer teletrabajo de manera segura? Según datos de una encuesta de Eset, el 86% considera que las empresas deberán cambiar su enfoque de seguridad si establecen alguna modalidad de teletrabajo fija luego de la pandemia.

En esta misma línea, solo el 13% opinó que la mayoría de las empresas está lo suficientemente preparada en términos de seguridad y tecnología para una modalidad de teletrabajo seguro, mientras que el 46% opinó que solo algunas.

El teletrabajo y los riesgos desde el punto de vista de la seguridad

Trabajar desde casa implica que nuestra comunicación con nuestro entorno de trabajo se realice a través del correo, el chat o aplicaciones de videoconferencias. También implica usar nuestra red hogareña de Internet para conectarnos a la red corporativa, la misma red de Internet a la que está conectado el Smart TV, nuestro "smartphone", la tableta, computadora y tal vez algún otro dispositivo inteligente. Todas estas tecnologías podrían ser la puerta de entrada que utiliza un atacante sobre alguien que realiza teletrabajo.

El teletrabajo también implica que algunas personas deban utilizar su computadora personal para desempeñar su actividad, o bien que utilicen la computadora que les brinda la empresa para trabajar, pero también para realizar actividades personales.

Actividades que tal vez en la oficina no harían o al menos no con la misma frecuencia, como realizar compras, utilizar las redes sociales o acceder a servicios personales como el correo electrónico.

Si no se toman las medidas necesarias para asegurar el teletrabajo, todo este contexto puede ser peligroso si se combina con el hecho de que desde que comenzó la pandemia los criminales han estado intentando aprovecharse del auge del teletrabajo para intentar comprometer a usuarios y empresa de todo tipo. Los ciberdelincuentes se han abalanzado sobre las vulnerabilidades que se desprenden del teletrabajo y los sistemas de TI para encontrar grietas por donde filtrarse.

El teletrabajo vive un boom por la pandemia.
El teletrabajo vive un boom por la pandemia.

Requisitos para el teletrabajo

Para ser productivo, hay requisitos comunes que todos los trabajadores remotos necesitan. Como alguien que ha trabajado de forma remota durante la mayor parte de su vida laboral, puedo dar fe de los dos últimos:

  • Una computadora.
  • Una buena conexión a Internet.
  • Aplicaciones de chat y para realizar videoconferencia.
  • Un espacio de trabajo dedicado (preferiblemente).
  • Un teléfono (opcional).
  • Automotivación y disciplina.
  • Una rutina estricta.

¿Por qué el teléfono es opcional? En el entorno actual puede no ser necesario, especialmente porque la mayoría de las aplicaciones de chat permiten realizar llamadas directas. La necesidad de un teléfono puede ser más un requisito comercial y no tanto un dispositivo esencial.

Es importante destacar que las empresas y organizaciones también deben prepararse a sí mismas y a sus empleados para enfrentar los riesgos vinculados a la ciberseguridad con el trabajo remoto. 

Seguridad física de los dispositivos de la empresa

Los empleados estarán exponiendo a un mayor riesgo los dispositivos de la empresa en la medida que no tengan presente la seguridad del lugar de trabajo. Los dispositivos deben protegerse contra pérdidas y robos con opciones como:

  • El cifrado de disco completo garantiza que, incluso si el dispositivo cae en las manos equivocadas, no se puede acceder a los datos de la compañía.
  • Cierre sesión cuando no esté usando la computadora, tanto en casa como en lugares públicos. Que un niño curioso envíe accidentalmente un correo al jefe es algo que puede evitarse fácilmente, ya que al cerrar sesión limitamos la oportunidad de que alguien acceda a la máquina mientras le damos la espalda.
  • Política de contraseña segura: aplique contraseñas en el arranque, establezca tiempos para la suspensión del equipo según el tiempo de inactividad y prohíba las notas con contraseñas pegadas al equipo: ¡la gente todavía hace esto!
  • Nunca pierda de vista su dispositivo o lo deje a la vista pública. Si está en el auto, entonces debería guardarlo en el baúl.

¿Qué hay del entorno tecnológico del hogar?

Lo ideal sería solicitar a los empleados que auditen las vulnerabilidades de su propio entorno doméstico antes de conectar los dispositivos de trabajo. Hay revelaciones continuas sobre dispositivos vulnerables de Internet de las cosas (IoT), y este es un excelente momento para que los empleados tomen medidas para asegurarlos con contraseñas seguras y actualizando tanto el firmware como el software a las últimas versiones disponibles.

Considere la posibilidad de promocionar, o incluso exigir, el uso de una aplicación de monitoreo antes de permitir que los dispositivos de trabajo se conecten a las redes domésticas.

El escaneo o monitoreo resaltará los dispositivos con vulnerabilidades conocidas, la existencia de software o firmware obsoleto o la presencia en uso de contraseñas predeterminadas que deberían cambiarse.

Establezca si el empleado necesita acceso a la red interna de la organización o simplemente acceso a servicios y correo electrónico basados en la nube. Y tenga en cuenta si debe otorgarse el mismo nivel de acceso a los datos confidenciales disponibles en el sitio cuando el empleado está trabajando de manera remota.

Temas relacionados