Empresarios en tensión con el Gobierno por control de precios: qué exigen las alimenticias

Empresarios en tensión con el Gobierno por control de precios: qué exigen las alimenticias
La COPAL rechaza la implementación de las últimas medidas oficiales y apuntó a la burocracia, la carga tributaria y desincentivos a la creación de empleo
Por iProfesional
06.04.2021 18.44hs Economía

La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) analiza cómo continuar con el reclamo frente al endurecimiento del control de precios por parte del Gobierno, mientras espera una respuesta al recurso administrativo presentado con el fin de que quede sin efecto la aplicación del nuevo régimen SIPRE.

La cámara presentó días atrás el recurso para suspender la resolución lanzada en medio de la aceleración inflacionaria, mediante la cual las compañías deben informar sobre precios y cantidades vendidas.

Si bien se trata de una acción administrativa, la entidad también analiza llevar su reclamo a la Justicia. 

Para COPAL, el SIPRE debe ser "suspendido hasta tanto se evalúe su derogación". Entre los principales fundamentos señalados, se encuentran "la ilegalidad, ilegitimidad e inconstitucionalidad" de la resolución.

"Considerando los inconvenientes técnicos, lejos está de ser una medida que atienda a la real situación que atraviesan las industrias de alimentos y bebidas", evaluó y alertó que "intensifica la carga burocrática de las empresas, demandando mayores recursos para atender la normativa establecida, lo que atenta contra la viabilidad, competitividad y sustentabilidad de la industria".

En contra del endurecimiento de los controles

En el centro de la pelea está la última medida que tomó el Gobierno, con el objetivo de controlar los precios y los stocks en varios rubros claves de la economía
En el centro de la pelea está el control los precios y los stocks en varios rubros claves de la economía

La entidad mantiene así fuertes críticas hacia la decisión del Gobierno de endurecer los controles y obligar a grandes empresas del comercio, la construcción y la industria a otorgar información con el fin de hacer "más sencilla y transparente la cadena de comercialización" en un contexto en el que la suba de los alimentos se mantiene por encima del nivel general de la inflación.

Según un sondeo difundido este martes por la asociación Consumidores Libres, el costo de la canasta básica no cede y experimentó un aumento del 4,1% en marzo, por lo que desde el primero de enero acumuló un avance del 13,2%.

La primera etapa del SIPRE alcanza a firmas del sector alimenticio, materiales para la construcción, electrodomésticos y electrónica, químicos y muebles, por ser considerados segmentos "con más tensiones en precios y abastecimiento".

La medida comenzó a ser implementada luego de que el Gabinete económico advirtiera sobre "aumentos injustificados" a representantes privados de diversos rubros.

En un comunicado, el presidente de la COPAL cuestionó: "Más burocracia, más carga tributaria y desincentivos a la creación de empleo e inversiones, no hacen más que alterar el normal desenvolvimiento de las actividades económicas e incentivar la informalidad".

El también vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) aseguró que la "única vía para lograr estabilizar la economía es a través de la generación de más competencias, incentivos a la iniciativa privada y mayor formalidad con menor carga fiscal".

La COPAL también apuntó al congelamiento de precios en el sector desde el inicio de la crisis sanitaria y subrayó que "luego de haberse renovado en siete ocasiones y haber cumplido un año de su implementación", el rubro alertó "en más de una oportunidad el riesgo que representaba para la sustentabilidad de las empresas, debido a los persistentes incrementos de costos que han dejado a los distintos sectores en una situación crítica".

Fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo, remarcaron que, con el SIPRE, la intención es tener un "monitoreo" para contar con mayor información e incluso con un sistema de alertas tempranas ante faltantes de stock, no tener información sobre la rentabilidad.

Información requerida: precios, cantidades y stock

La medida comenzó a ser implementada luego de que el Gabinete advirtiera sobre aumentos injustificados

A mediados de marzo pasado, la Secretaría de Comercio Interior definió las primeras 24 actividades de sectores de comercio y de la industria que deberán informar al Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (Sipre).

Lo hizo a través de la disposición 4/2021 de la Subsecretaría de Políticas para el Mercado Interno, que también aprobó el procedimiento para el suministro de la información requerida por el Sipre.

De acuerdo a la disposición, las empresas deberán informar mensualmente sus productos comercializados por categorización y desagregación, precisar si es nuevo, vigente o discontinuado, y detallar su agrupamiento según la Clasificación Central de Productos (PC).

También deberán dar cuenta de la subcategoría del producto y su respectivo Código EAN (de barras), o en caso de no corresponder, un código equivalente interno del mismo, con sus detalles correspondientes, que son marca, modelo, presentación y unidad de medida.

Además, las empresas tendrán que informar los productos con destino industrial, de comercialización mayorista y minorista, según corresponda.

Las primeras 24 actividades son preparación de frutas, hortalizas y legumbres; elaboración de aceites y grasas de origen vegetal; de productos lácteos; de productos de molinería, almidones y derivados del almidón, de productos alimenticios; y de alimentos preparados para animales.

También se incluyen la elaboración de bebidas; la fabricación de papel y de productos de papel; de productos minerales no metálicos; de vidrio y productos de vidrio; de equipos y productos informáticos; de equipos de comunicaciones y transmisores de radio y televisión.

Además tendrán que informar las industrias básicas de hierro y acero; y las de fabricación de receptores de radio y televisión, aparatos de grabación y reproducción de sonido y video, y productos conexos; de aparatos de uso doméstico; y de muebles y colchones.

Del mismo modo deberán hacerlo los sectores de venta al por mayor de alimentos, bebidas y tabaco, y de artículos de uso doméstico y personal; y los de comercialización al por menor en comercios no especializados, y de productos alimenticios, bebidas y tabaco en comercios especializados.

La obligación de informar al Sipre abarca también a la fabricación de insecticidas, plaguicidas y productos químicos de uso agropecuario; de preparados para limpieza, pulido y saneamiento; de jabones y detergentes; y de cosméticos, perfumes y productos de higiene y tocador.

La primera presentación deberá realizarse dentro del periodo comprendido entre el 1 y el 10 de abril. Las presentaciones mensuales efectuadas contendrán la información correspondiente a los precios, cantidades y stock del mes inmediato anterior.

La información suministrada a través del repositorio de información del Ministerio de Desarrollo Productivo, podrá ser rectificada entre el 11 y el 15 del mes correspondiente a la presentación efectuada.

Las empresas tendrán que detallar precios de lista con y sin IVA, bonificaciones otorgadas, cantidades vendidas y stock disponible.