Más artículos
Conozca a la pareja que estafó a Warren Buffett con un timo piramidal

Conozca a la pareja que estafó a Warren Buffett con un timo piramidal

Conozca a la pareja que estafó a Warren Buffett con un timo piramidal
Son propietarios de una empresa de energía solar. Admitieron el diseño de un complejo sistema destinado a estafar inversores corporativos
Por iProfesional
25.01.2020 12.51hs Finanzas

Una pareja californiana, dueños de una empresa participada por Berkshire Hathaway, el grupo de inversión controlado por Warren Buffett, se han declarado culpables de un delito de estafa piramidal, que podría ascender a 900 millones de dólares (unos 817 millones de euros).

Jeff y Paulette Carpoff, propietarios de la empresa de energía solar DC Solar Solutions, admitieron el diseño de un complejo sistema destinado a estafar inversores corporativos, que ganaban créditos fiscales federales para ayudar a financiar el negocio de las energías renovables. Ambos comenzaron a captar dinero en 2011.

Según The Wall Street Journal, las autoridades les han embargado 148 vehículos de lujo, incluyendo un Pontiac Firebird de 1978, que anteriormente fue propiedad del conocido actor Burt Reynolds. DC Solar llegó a patrocinar carreras de coches de la Nascar.

 "Todas las apariencias indicaban que era una compañía legítima y de éxito", dijo Kareem Carters, agente especial al cargo de la investigación criminar de la Hacienda estadounidense al norte de California. "Pero en realidad todo era solo humo y espejos. Una estructura piramidal que registró beneficios fiscales por más de 900 millones de dólares", señaló.

Entre los inversores de DC Solar figuran el citado Berkshire Hathaway y la aseguradora Progressive Corp, que el pasado año reconoció un impacto de 156 millones de dólares para revertir unos beneficios fiscales ligados a la empresa en cuestión. El grupo de Warren Buffett, invirtió 340 millones en DC Solar, e indicó que revertió los beneficios fiscales que antes había registrado porque "creemos que es más probable que esos beneficios no sean válidos".

Jeff Carpoff se declaró culpable de conspiración para cometer fraude y lavado de dinero, mientras Paulette Carpoff se declaró culpable de conspiración por lavado de dinero. Su abogado indicó que el negocio era legal inicialmente, pero después creció y sobrepasó a Carpoff.

La autoridad bursátil de EE UU (SEC) señaló posteriormente que ha acusado a la pareja californiana de haber orquestado una estafa piramidal de 910 millones de dólares, a través de un esquema de créditos fiscales en energías alternativas.

Según la denuncia de la SEC, Jeff y Paulette Carpoff captaron estos fondos de 17 inversores entre 2011 y 2018, ofreciendo participaciones en forma de contratos de inversión a través de dos compañías de generación de energía solar, DC Solar Solutions y DC Solar Distribution.

Los Carpoff prometieron créditos fiscales, pagos por alquileres y beneficios por las operaciones de generadores móviles de energía solar. En realidad, la mayoría de esos generadores nunca fueron fabricados, y la mayoría de los pagos propuestos por los ingresos de alquileres, procedieron de los fondos captados de nuevos inversores. Además, suministraron documentos falsos sobre el balance, los pagos y las certificaciones de los generadores.

Los Carpoff usaron al menos 140 millones de dólares de estos inversores para financiar una vida lujosa, que incluía los citados 148 coches deportivos y de lujo, docenas de propiedades y compartir un servicio de aviones privados.

Temas relacionados