Más artículos
La City le "saca la ficha" al Banco Central y pronostica la cotización del dólar oficial y el blue tras el canje de la deuda

La City le "saca la ficha" al Banco Central y pronostica la cotización del dólar oficial y el blue tras el canje de la deuda

La City le "saca la ficha" al Banco Central y pronostica la cotización del dólar oficial y el blue tras el canje de la deuda
La percepción de la City acerca de lo que hará la entidad conducida por Miguel Pesce cambió en las últimas semanas. ¿A cuánto se iría el tipo de cambio?
Por Candelaria de la Sota
13.07.2020 10.35hs Finanzas

Hace algunas semanas, parecía casi un hecho que el Banco Central soltaría el tipo de cambio oficial luego de que finalizara la negociación con los acreedores por la deuda. "Lo dejará subir de a $5 o $7 por mes", aseguraban algunos operadores en la city porteña, convencidos de que un mayor deslizamiento era funcional a los intereses del Gobierno y que el único motivo por el que se frenaba la suba de la cotización era para no meter ruido adicional en la negociación.

Sin embargo, la percepción de la City cambió en las últimas semanas y no ven al Central dispuesto a aceptar la recomendación de economistas de alto perfil, que le sugieren acelerar la velocidad del "crawling peg".

Lo cierto es que ahora, a pocos días de concretarse el cierre del canje de la deuda —aunque las negociaciones continúan de manera frenética— la mayoría de los analistas coincide en que el organismo que conduce Miguel Pesce mantendrá el dólar más atado que suelto, y que apenas lo dejará subir a cuentagotas, tal como lo hizo en las últimas semanas.

Entonces, ¿cuál será el precio del dólar oficial en los próximos meses? La mayoría de los analistas descree de la posibilidad de que el Central "suelte" al dólar y lo deje subir con fuerza, como se especulaba semanas atrás, cuando se llegó a hablar de un tipo de cambio oficial cercano a los $95 para fin de año y de un dólar blue en torno a los $200.

Hoy, buena parte del arco de economistas que monitorea las variables financieras considera que el dólar subirá mucho más lentamente, tal vez al ritmo de la inflación o incluso, por debajo de ella. 

"Creo que el Banco Central va a tratar de mantener un dólar equilibrado, tal vez lo deje subir pero muy lentamente, a cuentagotas, porque es más fácil decirle que no a los importadores que subir el tipo de cambio, en especial por el impacto que eso podría tener en la inflación", sostuvo Alejandro Henke, economista y socio de Proficio Investment.

Y agregó: "Hasta que no comience a repuntar el nivel de actividad y la recaudación comience a subir, no creo que el Gobierno se atreva a tomar ciertas decisiones como dejar correr el dólar o subir la tasa de interés".

De todas maneras, todos los días el dólar sube unos centavos. El 1º de julio valía $74,12 (el precio de venta en la cotización minorista) y el miércoles 8 de julio —exactamente una semana después, y antes el feriado puente y fin de semana largo— ya valía $ 74,71. Son sólo 59 centavos pero mensualizado podría representar un aumento de $2,5 por mes. Crecimiento a cuentagotas, pero crecimiento al fin.

A pesar de estas leves subas que viene teniendo el dólar desde que comenzó la cuarentena, la mayoría de los analistas coincide en diagnosticar que el tipo de cambio oficial está atrasado. Pero opinan que es prácticamente imposible pensar en este momento en una devaluación brusca del peso de parte del Banco Central.

A pesar de las presiones para aumentar el ritmo devaluatorio, Pesce se aferra a un tipo de cambio estable
A pesar de las presiones para aumentar el ritmo devaluatorio, Pesce se aferra a un tipo de cambio estable

Con un ojo en los contratos de futuros

Un factor clave para que los analistas no esperen grandes movimientos está en la propia estrategia que adoptó el Central en las últimas semanas, cuando para contener expectativas jugó fuerte en el mercado del dólar futuro. Eso pone un límite a su margen de acción, dado que una suba brusca de la cotización lo haría perder dinero.

"En caso de que el capítulo de la deuda se termine negociando exitosamente, el Central podría deslizar el tipo de cambio oficial de manera discreta, sin sobresaltos, para no desestabilizar expectativas, en línea con la inflación y con la curva de futuros dada la posición vendedora neta que tiene —alrededor de 4.000 millones de dólares—, dado que habría margen de baja en la brecha y que el tipo de cambio real de partida tiene cierto colchón en la foto", aseguró Federico Furiase, de la consultora EcoGo

Si la autoridad monetaria decide dejar que el dólar suba al ritmo previsto para la inflación de este año, entonces entre los primeros días de enero y y los últimos de diciembre de 2020 el tipo de cambio oficial podría subir entre 37 y 40% según los pronósticos de las 50 consultoras que participan del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que el propio Banco Central realiza. Como a comienzos de enero el dólar oficial estaba en $60, debería llegar a fin de año en un valor cercano a $84.

Sin embargo, hay quienes consideran que la suba del dólar será a un ritmo menor al del aumento de los precios en este año. El economista Salvador Di Stefano, por ejemplo, opinó que "el tipo de cambio será un tipo de cambio electoral". Y lo explicó así: "El Gobierno va a mantener atrasado el tipo de cambio para generarle a la gente una mayor expectativa de consumo. Por lo tanto, el tipo de cambio va a crecer menos que la inflación".

Incluso hay quienes consideran que el Gobierno no tiene necesidad de apurarse a dejar subir el dólar. "Creo que el Gobierno no tiene ningún apuro en devaluar, no necesita devaluar, está comprando dólares y como no se van los dólares por el turismo y hay un superávit comercial estructural, no creo que necesite devaluar", señaló Santiago López Alfaro, socio de Delphos Investment.

Y precisó que "probablemente si deja subir el dólar lo haga como hasta ahora, a una tasa del 30% anual"

En la City creen que el BCRA aprovechará el superávit estructural que deja la cancelación de la actividad turística
En la City creen que el BCRA aprovechará el superávit estructural que deja la cancelación de la actividad turística

La devaluación inevitable

Claro que siempre hay quien mira la situación desde otra perspectiva. Para Norberto Sosa, director de IEB, el Banco Central en algún momento deberá devaluar el peso y aceptar una suba del dólar.

"Le guste o no, en algún momento el Banco Central tendrá que aceptar que deberá mover el dólar oficial", sostuvo el analista del mercado financiero. "La caída del dólar MEP y del contado con liqui da la sensación que llegó a un piso. Y es muy difícil poder seguir bajando por la brecha por ese camino", aseguró Sosa.

En opinión del director de IEB "durante la cuarentena, el Banco Central desaceleró el ritmo de devaluación de la flotación administrada", y consideró que "no tendría que haber aflojado, porque lo que está haciendo es acumular un problema hacia adelante". 

Sin embargo, mientras más tiempo lo mantenga bajo, más se beneficia el Banco Central. No sólo porque evita que la suba del dólar termine ocasionando un aumento de precios —que sumado al alto nivel de emisión sería un problema adicional— sino que además le da la posibilidad de seguir recomponiendo reservas a un precio bajo, ya que hoy con el supercepo el BCRA es el principal comprador de todos los dólares que se ofrecen en el MULC.

Así, llegó a un nivel de reservas de u$s43.250 millones, que espera defender con su artillería de medidas restrictivas para el acceso al mercado. Habrá que esperar para ver cuánto tiempo puede seguir aprovechando el tipo de cambio atrasado y gozando de esos beneficios.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ