Quiénes no deberían desayunar apenas se despiertan y por qué

Quiénes no deberían desayunar apenas se despiertan y por qué
Hay personas que tienen trastornos que podrían interferir en la digestión de los alimentos, de modo que se aconseja que no desayunen inmediatamente
Por iProfesional
12.04.2021 15.48hs Health & Tech

El desayuno es una de las comidas más importantes del día. Comenzar la jornada con alimentos que provean energía puede ser muy útil para enfrentar las actividades diarias. 

Ahora bien, ¿hay un horario para hacerlo? Para la mayoría de personas es recomendable desayunar casi inmediatamente después de despertarse. Sin embargo, para algunos individuos esta recomendación no aplica, de acuerdo a lo que dijo la endocrinóloga rusa Ekaterina Yang.

Para quienes padecen diferentes enfermedades del tracto gastrointestinal, la resistencia a la leptina, un déficit de proteínas y vitaminas, un desequilibrio de hormonas de uno u otro sistema es aconsejable tomar el desayuno, señaló la endocrinóloga. 

"Si alguien sufre una disfunción mitocondrial y necesita una desintoxicación, la mejor opción para esta persona sería no desayunar durante los 40 minutos después de despertarse, sino a las 9:00 o 10:00 si se levanta a las 6:00. Y entre las 6:00 y las 9:00 puede ocuparse de sus asuntos con más productividad", indicó la profesional. 

El desayuno es una comida importante, pero no todos deben hacerlo
El desayuno es una comida importante, pero no todos deben tomarlo apenas se despiertan

Hábitos que se desaconsejan para el desayuno

Los productos más consumidos suelen ser aquellos con una gran carga de azúcares y carbohidratos, lo que podría provocar un daño progresivo hacia el propio bienestar y el peso.

Otro extremo del problema alimenticio se da en aquellas personas que optan por no desayunar, ya que expertos en nutrición señalan que saltearse esta comida puede favorecer el desarrollo de la obesidad.

Las fuentes de nutrición más recomendables con los que contengan fibra, carbohidratos, vitaminas y minerales, aunque lo más común es que las personas ingieran diversos tipos de azúcares.

6 alimentos cuyo consumo hay que reducir en nuestra dieta

Para mejorar tu desayuno, te presentamos los 6 alimentos que deberías evitar consumir por la mañana y que la gente ve como saludables.

1. Cereales

Para los más chicos o para los que desayunan apurados, los cereales suelen ser una de las primeras elecciones. El problema con este alimento es que sus variantes comerciales cuentan con excesivos niveles de azúcar y otros elementos procesados que perjudican al organismo.

Un buen reemplazo para los cereales comerciales son los naturales a base de fibra
Un buen reemplazo para los cereales comerciales son los naturales a base de fibra

Estas características son las que producen la sensación de saciedad efímera, ya que desaparece muy rápido. Eso quiere decir que el hambre vuelve a tocar la puerta al poco tiempo y se altera la dieta por la posibilidad de seguir consumiendo cosas para satisfacerlo.

Para los cereales en tu rutina, intentá consumir los que tienen altos niveles de fibra, nutriente que colabora con el proceso de digestión.

2. Barritas energéticas o de cereal

Las barritas energéticas son promocionadas como un pequeño snack que te saca el hambre con un par de mordidas. El conflicto con estas es que pocos saben que contienen altos niveles de químicos, conservantes y mucho azúcar. Esos elementos hacen que la energía sea igual de efímera que la que se consume con los cereales comerciales.

Muchos ignoran las grandes cantidades de azúcar y conservantes que contienen las barritas
Muchos ignoran las grandes cantidades de azúcar y conservantes que contienen las barritas

3. Licuados

Muchas personas compran licuados a base de agua o leche para sus desayunos ya que aportan mucha energía y dan sensación de saciedad. El problema es que en las variantes comerciales de los licuados hay un producto que está muy presente y no es saludable: el azúcar. Si bien las frutas tienen una gran cantidad de azúcar en su composición, es diferente cuando se preparan licuados en casa y se hacen a base de frutas, sin agregados de otro tipo. 

Los licuados suelen tener grandes cantidades de azúcar
Los licuados suelen tener grandes cantidades de azúcar

En lugar de un licuado, una persona podría reemplazarlo por un plato de fruta de temporada o, a lo sumo, prepararlo en casa para priorizar los ingredientes naturales y regular la cantidad de azúcar que se le agrega.

4. Harinas

La harina suele ser la protagonista de muchos desayunos. A través de las tostadas, los waffles o las galletitas, casi siempre están presentes. El problema es que consumida en grandes cantidades, se ingiere mucha azúcar y carbohidratos.

Las harinas son muy frecuentes en el desayuno y debería reducirse su ingesta al mínimo posible
Las harinas son muy frecuentes en el desayuno y debería reducirse su ingesta al mínimo posible

Además, se suele acompañar a los productos a base de harina con otros que también problematizan el consumo energético: como dulce de leche, mermeladas, miel o manteca.

Lo recomendable con las harinas es consumir la menor cantidad posible para así evitar las azúcares y reemplazarlos por alimentos naturales.

5. Yogurt

Firme o bebible, el yogurt suele combinarse con cereales o tomarse en reemplazo de la leche. Lo que los hace menos sanos es el hecho que tienen conservantes y colorantes.

El yogurt suele tener grandes cantidades de conservantes y colorantes
El yogurt suele tener grandes cantidades de conservantes y colorantes

Es por eso que la opción de yogurt natural es la más preferible, y si es griego bajo en grasa mucho mejor.

6. Sándwiches

Los sándwiches son una comida muy popular para el desayuno. Para comer de camino al trabajo o a la universidad, muchas personas se preparan un simple sandwich de pan blanco con fiambre, como puede ser de jamón y queso.

Los sandwiches de pan blanco con fiambre deberían evitarse o reemplazarse por sus versiones más saludables
Los sandwiches de pan blanco con fiambre deberían evitarse o reemplazarse por sus versiones más saludables

Sin embargo, el pan blanco es un alimento que tiene muchos carbohidratos. Ese problema podría disminuirse al intercambiarlo por pan integral o rico en fibra; y también cambiar el jamón o el embutido utilizado por verduras.

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído