El futuro de la salud: más vacunas, microchips, terapia genética y cambios en el sistema de cobertura

El futuro de la salud: más vacunas, microchips, terapia genética y cambios en el sistema de cobertura
Con la pandemia se aceleraron prácticas que se pensaban futuristas. Cada vez son más los argentinos que aceptarían tener un monitoreo de su cuerpo
Por Marysol Antón
25.07.2021 19.25hs Health & Tech

La aceleración y transformación digital es transversal a todas las industrias, y la de la salud no está exenta a los cambios. Con la pandemia ya definiendo lo que hoy atravesamos como "nueva normalidad", muchas personas se abrieron a posibilidades antes impensadas, como que un 48% de los argentinos estarían dispuestos a editar su ADN si esto les evita a sus hijos tener enfermedades hereditarias.

Estas ansias por estar a salvo de problemas de la salud es algo que se revela en un estudio realizado por Havas Group a nivel mundial, pero en el que hizo un doble click sobre las costumbres y proyecciones locales.

Así, las ganas de utilizar la tecnología para protegerse va en aumento, por eso un 18% de los encuestados pensaron en la idea de implantarse un microchip para mejorar el control de sus valores como oxigenación, pulso y hasta poder controlar más en tiempo real la insulina o glucemia, entre otras nuevas opciones que surgen de la mano del desarrollo tecnológico. Incluso, el 27% cree que legalizar la terapia génica, es decir la modificación genética, sería bueno para la sociedad.

En cuanto a las expectativas, el 47% considera que el uso de big data en medicina proporcionará tratamientos personalizados para cada paciente, y el 56% cree que el uso de esta herramienta facilitará la identificación de riesgos y evitará enfermedades.

Muchos pacientes temen que la telemedicina deshumanice la relación con los médicos.

Con la ayuda de dispositivos, el 54% estaría dispuesto a compartir los datos de su seguimiento de salud con su médico, prácticas que muchos deportistas ya están haciendo y que promueve respuestas cada vez más personalizadas. Sin embargo, hay un 38% de los entrevistados que cree que la telemedicina deshumaniza la relación médico paciente.

El valor del conocimiento

A su vez, en contraposición, aún son pocos los que consideran que los avances en salud serán liderados por Amazon, Google y otros gigantes tecnológicos. Por el momento, en este contexto de incertidumbre los consejos de los científicos son los que más adeptos tienen.

Al mirar el informe hay un punto que se destaca: si antes de la pandemia la salud discursivamente era lo primero, hoy eso se volvió una realidad que está en el pensamiento de los argentinos 24x7. Es por esto que también se destaca la importancia que se le está dando a una solución que depende más de los comportamientos sociales, y no solo del acceso a la vacuna o atención médica.

Incluso, en el futuro, el 60% de los argentinos esperan que su médico se comporte más como un asesor de salud, prestando atención a su bienestar físico y mental en general, en lugar de simplemente lidiar con enfermedades y dolencias. Y para tener un diagnóstico preciso, el 66% cree que es importante que su médico conozca su historial médico y familiar.

Esta tendencia se ve en el siguiente dato: el 52% tiene la intención de utilizar más servicios de videollamada en lo que es atención de salud, aunque la mayoría prefiere volver a la presencialidad.

La telemedicina ayuda a acortar la brecha en la atención en el interior del país.

"La actual crisis sanitaria ha promovido la agilidad e innovación en el sector salud para mantener el foco en el cuidado del paciente. Algo positivo de esta experiencia, es que el auge de la telemedicina en pandemia, impulsada por los gobiernos junto a herramientas de monitoreo remoto, demostraron que se puede acortar la brecha en la atención de poblaciones urbanas y del interior del país, con atenciones de calidad e incluso aumentando la asistencia a programas de tratamiento y rehabilitación", analiza Giselle Tutor, directora de acceso al mercado y asuntos públicos para Latinoamérica Sur de Medtronic.

Durante la pandemia, la telemedicina fue un factor determinante no solo para atender a pacientes con enfermedades crónicas como diabetes y patologías cardiovasculares, sino también para facilitar la ejecución de cirugías de estimulación cerebral profunda a un paciente con Parkinson, a través de soporte remoto especializado.

"La tecnología médica como el monitoreo remoto mejora el control de los pacientes y ayuda a prevenir complicaciones, además de reducir hospitalizaciones, medicamentos y tratamientos adicionales", resume Tutor.