Más artículos

El impuesto a la riqueza obliga a dolarizar las carteras porque se paga en pesos al tipo de cambio oficial

El impuesto a la riqueza obliga a dolarizar las carteras porque se paga en pesos al tipo de cambio oficial
Impuesto a la riqueza
Con el cambio de fecha de corte del 31 de diciembre a la de vigencia, el "aporte solidario" alcanza a fortunas inferiores en dólares
Por Dolores Olveira
23.11.2020 16.00hs Impuestos

Como está definido el impuesto a la riqueza, no tiene en cuenta la pérdida de los rendimientos de las inversiones y obliga a dolarizar las carteras para que lo que se tribute en pesos valga menos al dólar oficial.

Según la sanción de la Cámara de Diputados, las grandes fortunas a las que pretende alcanzar el impuesto están por encima de los $ 200 millones, lo que equivale a uno u$s 2,4 millones al cambio oficial.

Pero originalmente esas grandes fortunas a las que quería alcanzar el proyecto, calculadas al 31 de diciembre de 2019, a juicio de la legislatura, se habrían incrementado en pesos a la nueva fecha de devengamiento en 2020, indicó Lucio Vuotto, especialista en derecho tributario y mercado de capitales.

Es decir, los $200 millones de 2019, equivalían a uno u$s3,17 millones al cambio oficial, por lo que se infiere que la cantidad de grandes fortunas en la Argentina se habría incrementado, aún con los efectos nocivos de la pandemia que el aporte intentaría combatir, advirtió Vuotto.

El especialista criticó el impuesto a la riqueza por comparación, con los impuestos similares todavía vigentes en otros países, tales como Canadá, Colombia, España, Francia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Uruguay, en los cuales el tributo difícilmente supera el 1%.

Si relacionamos la base imponible con la alícuota aplicable, podemos observar que mantener alícuotas muy bajas en impuestos patrimoniales tiene un sentido claro, y es no afectar la capacidad de generación de riqueza de ese patrimonio gravado, explicó Vuotto.

Los rendimientos

En un mundo de tasas bajas, e incluso de rendimientos negativos, ya que la inflación es superior a la tasa de retorno del capital, es bastante difícil, e importa un verdadero riesgo, pretender conseguir un rendimiento cercano al 5% anual, alertó.

Los expertos en finanzas, que conocen las virtudes conservadoras de las estrategias de carteras, difícilmente habrán visto rendimientos superiores, y mientras que los índices americanos sabrán que su media histórica es cercana al 8% con extendidos períodos de bajas, puntualizó Vuotto.

La renta inmobiliaria es baja en comparación al impuesto a la riqueza
La renta inmobiliaria es baja en comparación al impuesto a la riqueza

En el mismo sentido, la renta inmobiliaria en Argentina es de alrededor del 2% anual, precisó.

En este sentido, las modificaciones introducidas al Impuesto Sobre los Bienes Personales, en 2019 importaron un incremento de las escalas del impuesto para los sujetos que tuvieren su todo o parte de su patrimonio en el exterior.

Es decir que si calculamos el efecto del Impuesto sobre los Bienes Personales y el llamado Aporte Solidario en forma conjunta, obtenemos un gravamen que puede llegar al 5,75%. Es decir, a consumir totalmente la renta y hasta parte de un patrimonio conservador, dijo el experto.

La situación es todavía peor para quienes no tienen sus bienes invertidos, quienes probablemente vean afectada una parte mayor del propio patrimonio, remarcó Vuotto.

Si además ponemos en contexto el especial ejercicio 2020, observamos que la amplia mayoría ha sufrido pérdidas muy significativas y minusvalías probablemente no reflejadas en las valuaciones impositivas, manifestó.

Y recordó que, quien tenía en el exterior bonos Argentinos en forma previa al canje efectuado este año, recibió bonos de menor valor, y una postergación de los pagos de interés. Es decir, se vio empobrecido patrimonialmente, y suprimida su renta en éste ejercicio como para hacer frente al tributo.

El proyecto de Aporte Solidario, establecería un recargo del 50% en determinadas circunstancias, pero si la persona repatría el 30% de las tenencias financieras que tiene declaradas, el diferencial se eliminaría.

Costo de la repatriación

Con una brecha tan grande entre el tipo de cambio oficial actual y el libre, la repatriación importaría una pérdida neta de poder adquisitivo, de varias veces la diferencia de impuesto que se pretende ahorrar, tan sólo por la diferencia en el tipo de cambio.

La repatriación sólo tendría sentido si la opción permaneciera abierta, y la brecha cambiaria se extinguiere con posterioridad a la fecha de cálculo del gravamen, o que se permita la repatriación en forma libre y no pasando por el mercado oficial (MULC).

Un proyecto para impulsar la construcción también plantea la repatriación
Un proyecto para impulsar la construcción también plantea la repatriación

Otro de los proyectos en trámite legislativo, procura el incentivo a la construcción, que entre otras cosas, también anularía el incremento de alícuota respecto de los bienes en el exterior, a quienes realicen un proyecto inmobiliario en el país, mediante la repatriación de los fondos.

De nuevo, la repatriación de fondos vía dólar libre resulta un incentivo mucho mayor que el supuesto ahorro impositivo, expresó Vuotto.

Este proyecto establece además un blanqueo, mediante el cual se exonera el Impuesto Sobre los Bienes Personales por el incremento que corresponda a los bienes blanqueados.

Para ello, deberá efectuarse el depósito en una "Cuenta Especial de Depósito y Cancelación de Obligaciones en dólares estadounidenses". El saldo de cuenta sólo podrá ser utilizado para la compra de inmuebles y la inversión en alguno de los proyectos vinculados al régimen.

Si consideramos que la legislación orienta conductas, debemos pensar que los legisladores pretenden que las denominadas mayores fortunas de la Argentina, inviertan en el país en títulos en pesos. Ello es no sólo subestimar la libertad individual, sino también sobrestimar la capacidad de generación de riqueza del país en relación al resto del mundo, dijo Vuotto.

El Congreso parece no estar en comunicación con el resto de los organismos del Estado, en tanto, son los capitales públicos quienes todos los días venden bonos argentinos como el AL30 -en mínimos en pesos- para bajar la brecha cambiaria, ironizó, y agregó que así pretenden que los argentinos inviertan en títulos que los propios entes estatales salen a rematar.

Al forzar los mínimos, con conductas dignas de que se expida la Comisión Nacional de Valores, se produce la convalidación de la brecha cambiaria en paridades más bajas, una Tasa Interna de Retorno más alta, que a su vez es la medida que se utiliza para la construcción de un Riesgo País más alto que penaliza el crédito privado enumeró.

Del mismo modo, son los propios organismos del Estado quienes evitan la pesificación con las tasas reales negativas, explicó Vuotto.

Si se conjugan todas estas variables, el propio Gobierno propicia la dolarización de las carteras, a efectos de tributar en forma diferida a valor oficial.

En definitiva, los patrimonios en dólares valuados al dólar oficial son impositivamente menos valiosos que su equivalente en pesos a valor del dólar libre concluyó.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ