7 autosabotajes que te hacen fracasar estrepitosamente en una entrevista de trabajo

7 autosabotajes que te hacen fracasar estrepitosamente en una entrevista de trabajo
Un seleccionador de personal con 20 años de experiencia comenta cuáles son los errores que descalifican automáticamente a un candidato
Por iProfesional
03.08.2021 07.51hs Management

Cuando buscás trabajo, no todo está en tus manos, pero si hay muchos de los factores que podés controlar.

Por eso, prepararte para las entrevistas es mucho más que elegir la vestimenta y el peinado adecuado. Conviene investigar a la empresa, a qué dicen sus empleados sobre trabajar allí, preparar las respuestas a las potenciales preguntas que tenga el seleccionador, etc. 

Esta preparación te ayudará a no cometer errores graves que te hagan fracasar estrepitosamente en el encuentro con el reclutador. 

En sus 20 años como seleccionador de personal, Gary Burnison, director ejecutivo de Korn Ferry, lo ha visto todo. Aprendió a identificar los errores más comunes que se cometen en las entrevistas de trabajo.

En base a eso, le dijo a la CNBC cuáles son los peores errores que puede cometer un candidato para que la entrevista sea un fracaso .

1. Mentir, exagerar o inflar

Si en tu CV decís dominar una habilidad en la que solo sos principiante, si afirmás que renunciaste a un trabajo del cual te despidieron, si colaboraste con un proyecto pero en la entrevista decís que lo lideraste, estás lisa y llanamente mintiendo.

Es mejor decir la verdad, pese a que aparentemente eso te baje puntos para ser contratado, que convertir la entrevista de trabajo en una mentira. Para empezar, seguramente estás hablando con alguien con años de experiencia tratando con candidatos; sabrá detectar mentiras a la legua. Por otro lado, imagina que te contratan y resulta que no cumples con las expectativas; ¿cómo saldrás de esta?

2. Llegar tarde

Llegar tarde a la entrevista es uno de los peores errores que podés cometer
Llegar tarde a la entrevista es uno de los peores errores que podés cometer

¿Qué crees que pensará el entrevistador y potencial supervisor de vos si llegás tarde sin avisar? Es verdad que las primeras impresiones están repletas de prejuicios, pero también es verdad que son muy decisivas, especialmente cuando el entrevistador deberá analizar a decenas de candidatos en muy poco tiempo. Si puede tachar un nombre rápido, lo hará sin miramientos.

3. No saber especificar tus logros

El entrevistador te pregunta si puedes elaborar tus logros e hitos previos. Entonces sonríes y respondes: "soy un gran solucionador de problemas" o "sé liderar equipos". Lo que quiere el entrevistador son detalles, ocasiones específicas en las que utilizaste esa habilidad. 

En el mundo actual de las entrevistas laborales, las abstracciones o generalizaciones no sirven. El entrevistador habrá escuchado "soy un gran solucionador de problemas" unas 6 veces antes de la hora de comer.

Debes ser específico por dos motivos: crear una imagen más o menos nítida de tu impacto positivo en tu futura empresa, y demostrar a tu posible supervisor que tienes dotes de buen comunicador.

Burnison dice: "Debes dar ejemplos concretos que cubran estas 4 zonas principales".

  • Retos u oportunidades en juego
  • Acciones tomadas
  • Resultados conseguidos
  • Lecciones aprendidas gracias a la experiencia

4. Hablar mucho o poco

Conviene hablar en la cantidad justa al responder las preguntas del seleccionador
Conviene hablar en la cantidad justa al responder las preguntas del seleccionador

Si durante la entrevista laboral te sorprenden con una pregunta que no esperabas, es muy posible que o te quedes muy callado y hables poco, o bien intentes llenar el silencio con un discurso largo pero repleto de ruido. Ambas opciones son un problema: debes hablar lo justo, ser conciso y relevante.

"La mejor forma de prepararse consiste en practicar", explicó el experto en contratación, y sugirió hacer entrevistas de prueba con un amigo o mentor para dar respuestas concisas en una entrevista de trabajo.

5. Desprender desesperación

Cuidado con mostrar desesperación. "Pondrás tus propias habilidades o méritos en duda, al entrevistador le costará verte dentro de su organización, y pensará ver motivos por los que no has sido contratado hasta ahora".

Práctica para conseguir emitir naturalmente estos gestos no-verbales que denotan confianza:

  • Realizar contacto visual: te hará ver como una persona cercana y responsable
  • Descansar la mirada siempre arriba: si bajas la mirada parecerás distraído o inseguro.
  • Brazos abiertos: reflejan apertura; si los cierras precisamente denotan una mente cerrada o desconfiada.
  • Sentado hacia adelante: presenta tus ideas inclinado hacia adelante para que vean que no te da miedo saltar al vacío cuando sea necesario.
  • Sonríe: los demás pensarán que eres una persona feliz, o que si permanecen cerca de ti les contagiarás tu felicidad.

6. Comer o beber durante la entrevista

¿Querés acabar con todas tus posibilidades de conseguir trabajo en 5 segundos? Comer y beber en medio de una entrevista es en general una muestra de falta de educación que repelerá a muchos entrevistadores.

Hay una excepción para eso: "Si en recepción o el entrevistador te ofrece agua o café, entonces acéptalo", recomienda Gary Burnison. "De hecho, ofrécete a ayudar, como si te acabarán de invitar en casa de un amigo. Pregunta dónde están los vasos u ofrécete a ir a por unas bebidas", apuntó.

7. No tener un plan B

Habíais acordado realizar la entrevista de trabajo por videollamada, pero el destino quiso que tu computadora dejara de funcionar justo en ese momento. O llegás a las oficinas y descubrís que, debido a un error, el entrevistador te dio mal la hora y este se encuentra ocupado. No podés esperar porque tenés otras cosas que hacer y te vas sin dar a recepción un número de contacto o sin preguntarle el móvil del reclutador para poder llamarlo después.

"Si te preparas para lo peor es muy posible que todo vaya como la seda", concluye Burnison sus consejos.

Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído