Más artículos
Mazazo a los shoppings: ahora les quitaron el delivery y anticipan estallido de vacancia

Mazazo a los shoppings: ahora les quitaron el delivery y anticipan estallido de vacancia

Mazazo a los shoppings: ahora les quitaron el delivery y anticipan estallido de vacancia
En dos semanas pasaron de negociar el "take away" a directamente no poder hacer entregas. El agravamiento de la pandemia acelerará el cierre de locales
Por Patricio Eleisegui
25.05.2020 11.36hs Negocios

Semana a semana, el escenario comercial de los centros comerciales se complica más y más. Consolidados como uno de los actores más complicados por la extensión de la cuarentena, los shoppings venían negociando la posibilidad de implementar el "take away" en sus respectivos estacionamientos para, de esa forma, apuntalar la venta de indumentaria y gastronomía. Lo que recibieron a cambio de ese pedido fue lo contrario: tras una serie de inspecciones en Ciudad y el conurbano realizadas en los últimos días, las autoridades decidieron anular por completo la modalidad del delivery que venían sosteniendo los locales de comida de cada emprendimiento.

La disposición tomó por sorpresa a los centros comerciales, que activaron esta forma de venta a partir de una interpretación de las normas que las áreas de Salud ahora juzgan equivocada. Si bien la comercialización bajo delivery representa poco más del 10 por ciento de la facturación habitual de un comercio, lo cierto es que este endurecimiento del veto termina por quitarle el único oxígeno financiero con el que contaban los patios de comida.

El mazazo llega en momentos en que el rubro ya da por sentado que lo que viene es un estallido de locales vacíos para cuando se permita la reapertura, cuanto menos parcial, de los shoppings. En el segmento señalan que sobre todo las franquicias no resistirán lo que queda de cuarentena y que, al margen de estos comercios, tampoco superarán esta instancia los locales que ofrecen indumentaria -que ni siquiera han podido avanzar con el cambio de temporada- y, por supuesto, los puntos gastronómicos.

"Entendemos y compartimos la preocupación de Rodríguez Larreta respecto de que la posibilidad de contagio se multiplicó por 5 o 6 en los últimos días, pero lo cierto es que esta quita del delivery pone en situación aún más crítica a las empresas. Los sitios de comidas lo venían haciendo porque se interpretaba que la norma lo permitía. Ahora, la actividad de los shoppings, que ya venían funcionando con el personal mínimo, se reducirá todavía más y se complicará la supervivencia", dijo a iProfesional Mario Nirenberg, presidente de la Cámara Argentina de Shoppings Centers (CASC).

La facturación por delivery representaba la única posibilidad de recaudación para los locales de centros comerciales.
La facturación por delivery representaba la única posibilidad de recaudación para los locales de centros comerciales.

La vacancia que viene

Consultado respecto de esta decisión y su efecto en la continuidad de los locales, el directivo comentó que ya hay compañías que abandonaron sus lugares en los shoppings. Pero que, más allá de que sigan ocupando locales, "habrá una cantidad importante que no volverá a abrir cuando se termine la cuarentena y se permita operar".

"Aumentará fuerte la vacancia en los locales. Antes teníamos una lista de espera de interesados en instalarse en los shoppings, ahora ocurre exactamente lo contrario. Si bien no tenemos todavía un retiro masivo de empresas, sabemos que eso es lo que va a ocurrir", anticipó.

Para luego añadir: "Muchas no aguantarán la crisis posterior. Sobre todo las que son franquicias, las que no son fabricantes. Hay mucho endeudamiento, empresas que no pueden ni cubrir sus cheques. Pensemos que hoy con la quita del delivery ni siquiera queda en pie la opción de la venta online".

En el segmento dan por descontado que el retorno será con muchos menos locales y una venta muy reducida por la recesión.
En el segmento dan por descontado que el retorno será con muchos menos locales y una venta muy reducida por la recesión.

Todo esto ocurre mientras se mantiene un escenario en el que los shoppings perciben 0 ingresos por alquileres y la morosidad en expensas es del orden del 90 por ciento.

"Los alquileres no se están cobrando. También, porque nadie podría pagarlos. El ingreso en ese sentido es cero y la situación de las expensas también es preocupante, con pagos que se cayeron en un 90 por ciento. Por el momento sólo tenemos el cumplimientos de los supermercados y las farmacias que funcionan dentro de los shoppings", exponía el mismo directivo hace escasos días.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ