La "obra del siglo", un escándalo: el Estado pone millones pero no inicia y China "pidió de más" por si se cortan los pagos

La "obra del siglo", un escándalo: el Estado pone millones pero no inicia y China "pidió de más" por si se cortan los pagos
Portezuelo del Viento sigue sin arrancar más allá de los giros trimestrales que viene llevando a cabo Nación. Mendoza solicitó un recorte en la oferta
Por Patricio Eleisegui
23.06.2021 11.10hs Negocios

Disimulada por efecto de un escenario de pandemia y turbulencia económica que se roba todas las miradas, una mega obra sigue en la indefinición aunque el Gobierno desembolsa millones tras millones. Se trata del proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento, un emprendimiento que impulsa Mendoza y en el sector energético es mencionado como la "obra del siglo".

El proyecto en cuestión, valuado en más de 1.000 millones de dólares, comprende la instalación de una central hidroeléctrica a construir sobre el Río Grande, en el departamento cuyano de Malargüe.

Si bien el emprendimiento había mostrado cierto avance el año pasado, al menos en lo que hace a la instancia técnica, lo cierto es que su evolución sigue paralizada más allá de que el Gobierno nacional ya giró 7 cuotas de los pagos comprometidos para su construcción. Del total establecido de 1.023 millones de dólares, hasta el momento el Estado aportó más de 215 millones.

Pero ahora todo quedó en suspenso luego de que el mismo gobierno mendocino solicitará al único oferente una rebaja de al menos 45 por ciento en la propuesta de desarrollo de la obra. La oferta la encabeza la china Sinohidro, aunque de la UTE –llamada Malal Hue– también participan IMPSA, Obras Andinas SA –propiedad de Omar Álvarez, socio de José Luis Manzano en otros proyectos– y CEOSA –controlada por Fernando Porretta –.

Según indicaron a iProfesional fuentes vinculadas al proyecto, los asiáticos demandan hasta 1.063 millones de dólares más IVA para realizar la central. Esto equivale a un valor final del orden de los 1.286 millones de dólares. El gobierno mendocino fijó un presupuesto oficial inicial de 884 millones de dólares.

Como resultado de esta diferencia, el consorcio pidió una pausa de un mes para contestar si acepta o no aplicar recortar el monto que informó en su oferta. Pero lo particular son los motivos por los cuales Sinohidro pidió mucho más de lo disponible para el proyecto: en torno a la iniciativa aseguran que los chinos temen que, por el complejo escenario económico y político doméstico, los pagos trimestrales que lleva a cabo Nación puedan llegar a cortarse en algún momento.

"No lo dicen abiertamente, pero creen que Alberto Fernández podría ser menos cumplidor que Mauricio Macri, que es con quien se definió el proyecto. Por ahora no se pueden quejar, ya que Nación viene pagando en tiempo y forma. Pero les preocupa lo que pueda pasar después de las elecciones", comentaron a este medio voces que siguen el proceso de cerca.

"También está la cuestión del pago en pesos. Porque, aunque el Gobierno nacional deposita dólares, todavía se discute si algunos ítems se cubrirán con moneda local al tipo de cambio oficial. Pero la principal preocupación es política: si el consorcio acepta la reducción del 45 por ciento, quedará en evidencia que los costos estaban inflados. Y que la Provincia ha estado negociando con empresas de temer", añadieron.

Pese a los problemas económicos, Nación ya giró más de
Pese a los problemas económicos, Nación ya giró más de u$s215 millones para el desarrollo de la obra.

Los chinos marcan el camino en todas las negociaciones en tanto controlan el 46 por ciento de la UTE. IMPSA y el resto de las integrantes ostentan participaciones del orden del 22 y 16 por ciento en cada caso.

La respuesta a este tire y afloje comenzará a tomar forma a fines del mes próximo. Mientras tanto, los fondos siguen llegando a Mendoza desde el primer giro de octubre de 2020. Y esto más allá de que, por el momento, Portezuelo del Viento sigue sin superar la instancia de discusión de los contratos.

Una obra resistida

Como expuso iProfesional en otras oportunidades, la iniciativa es resistida por La Pampa, Buenos Aires, Río Negro y Neuquén en tanto le otorgará a Mendoza el dominio estratégico de toda la cuenta del río Colorado.

Portezuelo del Viento es una central hidroeléctrica pensada en la década de los '50 que pasó al olvido tras el derrocamiento de Juan Domingo Perón. A fines de los '60, una serie de obras de riego desarrolladas en el sur de Mendoza devolvió el interés por el proyecto.

El emprendimiento comprende el desarrollo de un embalse de casi 200 metros de altura por 500 de largo sobre el Río Grande, el cual estará dotado con una potencia instalada de 210 megavatios. La obra contempla la modificación de una parte de la traza de la ruta nacional 145 y la instalación de una línea de alta tensión con llegada a Malargüe.

La obra enfrenta la oposición
La obra le otorgará a Mendoza un dominio estratégico de la cuenca del río Colorado.

Sendos especialistas indicaron que Portezuelo del Viento operará como la segunda instalación para la regulación de caudales en esa región de la Argentina. En el área ya se encuentra en funcionamiento Casa de Piedra, proyecto que "toca" las jurisdicciones de La Pampa y Río Negro.

La construcción de la represa generará que la localidad de Las Loicas quede bajo el agua, por lo que sería relocalizada en algún punto al sur del futuro lago.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído