05.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Alberto Fernández puso en marcha el "operativo seducir al establishment"

Alberto Fernández puso en marcha el "operativo seducir al establishment"
Quiere demostrar acercamiento y voluntad de diálogo con un sector al que le viene aplicando cepos, restricciones, reglamentaciones y fiscalizaciones
Por Andrés Sanguinetti
13.10.2021 08.06hs Negocios

"La necesidad tiene cara de hereje", dice una frase de origen desconocido que se refiere a una persona que se encuentra en una situación desesperante y que hace algo que nunca haría en otra circunstancia para poder sobrevivir o salir de ese brete.

Cualquier parecido entre este antiguo refrán y el acercamiento que el presidente Alberto Fernández comenzó a tejer con el mundo corporativo doméstico sería pura coincidencia si se dejara de lado, precisamente, la necesidad del Frente de Todos de recuperarse del knockout que sufrió en las PASO de fines de agosto pasado.

Una estrategia que, además del demagógico plan para volcar miles de millones de pesos en los empobrecidos bolsillos de las clases menos acomodadas, también tiene lugar para intentar acercarse a los principales hombres de negocios del país.

La idea es que lo acompañen, o por lo menos no critiquen públicamente las políticas con las que el Jefe de Estado entiende se puede cambiar la inestable situación económica del país, combatir la inflación y cerrar de una vez el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acomodar una deuda por u$s44.000 millones malgastada y heredada de la gestión de Mauricio Macri.

El plan "seducir al establishment" se inició la semana pasada por iniciativa del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para reunir en una cena al ministro del Interior, Wado de Pedro y al titular de la bancada oficialista de Diputados, Máximo Kirchner, con parte de la élite corporativa local entre los que se encontraban Francisco De Narváez; el banquero Jorge Brito (H); y Marcos Bulgheroni, miembro de la familia más rica de la Argentina y propietaria del grupo petrolero Pan American Energy (PAE).

Siguió con el almuerzo que este martes 12 de octubre mantuvo Alberto Fernández en la Casa Rosada con un grupo más amplio de empresarios.

Además del terceto presente en la cena, participaron Javier Madanes (Aluar); Hugo Eurnekian (Corporación América); Marcelo Mindlin (Pampa Energía); Juan Martín de la Serna (Mercado Libre) y Alejandro Simón (Grupo Sancor Seguros).

Un selecto grupo representante de empresas que, en conjunto, tienen un valor de mercado o market cap que se acerca a los u$s100.000 millones, si se toma en cuenta que solamente la compañía fundada por Marcos Galperín ya alcanza los u$s72.600 millones de valuación en la bolsa de Nueva York, tras haber tocado el récord de u$100.000 millones en enero pasado.

Fue un almuerzo del que también estuvo presente el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y que revivió las reuniones que el anfitrión organizó el año pasado, en los peores momentos de la pandemia del Covid-19 para, en aquellos momentos, pedirles "trabajar de manera conjunta" en la resolución de los problemas que afectaban a la Argentina.

uiere demostrar acercamiento y voluntad de diálogo con un sector al que le viene aplicando cepos, restricciones, reglamentaciones y fiscalizaciones
El Presidene quiere demostrar acercamiento con un sector al que le viene aplicando cepos, restricciones, etc.

Casualmente, los mismos problemas que la siguen afectando y que continúan sin tener las respuestas esperadas por los empresarios que vienen reclamando el cierre del acuerdo con el FMI; un exitoso combate contra la inflación; una menor carga tributaria; eliminación de cepos y restricciones de todo tipo (incluso laborales), así como terminar con los controles de precios, los cambiarios y dar un marco de creíble estabilidad y transparencia en la relación con el poder político para fomentar nuevas inversiones.

De hecho, en la reunión de este martes los hombres de negocios se llevaron algunas respuestas de parte del Jefe de Estado, quien les confesó que la fumata con el FMI se postergará hasta principios del 2022 por la compleja trama de las negociaciones y las últimas informaciones contradictorias respecto a los sobrecargos y la inclusión de la cláusula parí passu para permitir a la Argentina cambiar el acuerdo stand by.

La información da cuenta de un apoyo de los participantes del almuerzo a la tarea que tiene al frente al ministro de Economía, Martín Guzmán, quien por estas horas se encuentra en Washington para continuar con el proceso.

También quedó flotando la promesa oficial de eliminar las trabas que, de acuerdo a los hombres de negocios, impiden generar mayor empleo como la doble indemnización y el cepo a los despidos, por ejemplo.

La frase que las fuentes oficiales hicieron trascender a los medios refiere a que si la economía se recupera habrá chances de que este tipo de medidas "se puedan ir desandando".

Es decir, una promesa sin plazos que depende más de la puntería del Gobierno en lograr mejorar las paupérrimas condiciones macro que sufre el país y que también aportaron al castigo electoral sufrido por la alianza oficialista en las PASO.

Fortalecer el diálogo para consensuar políticas que alienten la generación de empleo privado fue otra de las premisas surgidas de esa reunión, así como la preocupación por la dependencia del dólar que lleva a la Argentina a depender de una moneda que "se vive depreciando" y conspira contra la necesaria estabilidad cambiaria que debería mostrar la economía.

Tercer acto

El tercer escalón de este operativo "seduciendo al establishment" comenzará este miércoles 14 de octubre cuando comiece el 57 Coloquio de IDEA organizado en el Centro Costa Salguero de Capital Federal y en el que, durante tres días, estarán presentes más de 600 invitados, entre empresarios, expositores y varios miembros del gabinete nacional.

Si bien el propio Alberto Fernández ya recibió la invitación, los organizadores todavía no saben si aceptará el convite o si la presencia oficial se limitará a las exposiciones de Martín Guzmán; Matías Kulfas y varios de los candidatos a legisladores nacionales por la provincia de Buenos Aires y distintos gobernadores peronistas.

Más allá de la conformación final, la carta que el Jefe de Estado se juega para sostener su incipiente alianza con "el capital" es que los empresarios con los que ya conversó utilicen el Coloquio de IDEA para informar a sus pares que habrá un camino de diálogo más allá del resultado de los comicios del 14 de noviembre próximo.

También para que, como fieles creyentes de una dudosa religión, transmitan el mensaje "divino" de que habrá lugar para escuchar sus propuestas, a pesar de ser un gobierno que se ha caracterizado por lo contrario. Por lo menos hasta ahora.

Sólo resta recordar la agenda que el establishment corporativo viene reclamando al Gobierno para debatir y que se encuentra en las antípodas ideológicas de los candidatos del Frente de Todos.

Reclamos que hasta ahora no merecieron debate alguno por parte de las autoridades nacionales que, por el contrario, insisten con medidas que se repiten a pesar de sus permanentes fracasos.

En este plano, se espera que el Ministro de Economía envíe desde Washington un mensaje grabado sobre el avance de las negociaciones con el FMI, en marco del panel "El Empleo, camino hacia una Argentina sostenible".

Para la jornada del jueves 15 de octubre se espera la presencia de Gustavo Béliz. Si bien el Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia mantuvo hasta ahora un bajo perfil, confirmó su participación en el almuerzo de cierre de la segunda jornada para disertar sobre "Conversaciones sobre la fe y el liderazgo".

Pero antes, a la mañana del mismo jueves, habrá tiempo para el discurso del Ministro de Desarrollo Productivo, quizá el funcionario que acumula más encuentros presenciales y virtuales con el mundo corporativo local en su tarea por controlar los precios de la economía y elaborar planes para incrementar la matriz productiva del país.

En este sentido, Kulfas disertará un día después de estar presente en una reunión con las mayores empresas productoras de alimentos y las grandes cadenas de supermercados que se desarrollará este miércoles 12 de octubre en el Salón Auditorio de su ministerio.

La convocatoria servirá para la presentación formal del nuevo Secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y para que el reemplazante de Paula Español confirme que se mantendrán las mismas políticas, esta vez recargadas, de cepos, regulaciones y fiscalizaciones.

También se anunciará la nueva etapa de Precios Cuidados pero quizá con algunos retoques a varios de los 600 productos qu componen este programa oficial.

A esto, se le sumará la decisión de Feletti de avanzar sobre los niveles de rentabilidad de las empresas por entender que "vienen ganando mucho" y considerar que se trata de "monopolios a los que hay que controlar".

Es decir, políticas oficiales que los mismos hombres de negocios con lo que se intenta abrir puentes rechazan e identifican como "predatorias" de posibles nuevos planes de inversiones que se tengan en carpeta para los próximos años.

Medidas que la oposición que también tendrá presencia en el 57 Coloquio de IDEA buscará cuestionar para contrarrestar el operativo seducción de Alberto Fernández y compañía.

El abanderado de esta postura será el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien expondrá a media mañana de este miércoles 14 de octubre, convirtiéndose en uno de los puntos políticos fuertes de esta primera jornada.

Al otro día lo seguirá en su trabajo el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, durante el panel de jefes provinciales que completaran Omar Gutiérrez, por Neuquén, y Omar Perotti, por Santa Fe. Dos distritos donde el Frente de Todo perdió sin atenuantes durante las PASO.

Para el tercer día, el viernes 15 de octubre, estará presente Diego Santilli como representante de Cambiemos en el panel de candidatos en la provincia de Buenos Aires que debatirán sobre las propuestas electorales de sus partidos. Del mismo modo, lo harán José Luis Espert; Cinthia Hotton; Florencio Randazzo y la oficialista Victoria Tolosa Paz.

roberto
Roberto Murchinson y Paula Altavilla tendrán la responabilidad de llevar adelante el 57 Coloquio de IDEA que comienza hoy .

Desde IDEA intentan poner el foco en el largo plazo y salir de la agenda de coyuntua que plantean las urgencias del país y por eso sus organizadores sostienen la necesidad de fomentar el diálogo entre todos los sectores: gobierno, sindicatos, privados y economías populares "porque eso nos acerca al país de oportunidades para crecer que buscamos".

Cinco ejes

 Como "trazabilidad" de toda esta versión semi presencial del tradicional Coloquio de IDEA se intentará ubicar al empleo privado formal en el centro de la conversación para potenciar la integración social, el crecimiento y desarrollo del país en el largo plazo.

Por eso los organizadores armaron una grilla de invitados y expositores de renombre tanto nacionales como internacionales que atravesarán esta asignatura pendiente de la economía argentina y que también debatirán sobre otros ejes que se desprenden de los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU para 2030.

Es decir, desarrollo económico sostenible; confianza para la inversión y educación para el desarrollo; ecosistemas dinámicos; innovación y sostenibilidad.

Desde IDEA sostienen que, además de estabilidad macroeconómica, el objetivo requiere fortalecer la calidad institucional; abordar los desafíos educativos y potenciar la innovación, lo cual intentarán abordar oradores extranjeros como el economista de Harvard Ricardo Hausmann; Jean-Pascal Tricoire, CEO de Schneider Electric; el influencer Paul Polman; y Tyler Cowen, uno de los economistas más influyentes del momento.

Bajo la consigna "Logremos una Argentina Sustentable", la presidente de evento, Paula Altavilla, dijo hace unas horas que IDEA apunta a que "el encuentro cuente con todas las miradas, de políticos, sindicalistas, hombres de empresas y representantes de organizaciones sociales, para que entre todos podamos buscar un camino que saque al país del estancamiento».

Del mismo modo, Roberto Murchinson, presidente de IDEA, sostuvo que en el país se necesitan "reglas macroeconómicas claras y que alienten a la inversión, aunque por si solas no bastan para generar empleo".

Por eso pidió "preparar la macro para ese cambio, pero también a la gente, a los empresarios y los sindicatos para lo que vendrá, para salir de este 40% de pobreza que afecta al país".

Temas relacionados