Más artículos
Por qué nos salen canas: los resultados de un estudio científico y qué relación real tienen con el estrés

Por qué nos salen canas: los resultados de un estudio científico y qué relación real tienen con el estrés

Por qué nos salen canas: los resultados de un estudio científico y qué relación real tienen con el estrés
Una investigación de especialistas de Brasil y Estados Unidos explica cuál es el proceso fisiológico que provoca la pérdida de pigmentación en el pelo
Por iProfesional
24.01.2020 10.50hs Recreo

"Durante mucho tiempo se ha dicho que el estrés hace que el cabello se vuelva blanco, pero hasta ahora no había una base científica para esta creencia", afirma a Time Thiago Mattar Cunha del Centro de Investigación sobre Enfermedades Inflamatorias (CRID) de la Universidad de Sao Paulo (Brasil).

Y eso es lo que él junto a Ya-Chieh Hsu, profesora de Biología Regenerativa en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) y su equipo han hecho.

Realizaron un estudio para vincular los períodos de estrés persistente o trauma severo y la aparición de las canas en el pelo.

En la investigación realizada con ratones, los científicos han comprobado que el estrés sobreactiva determinados nervios del sistema nervioso autónomo que, a su vez, provocan un daño permanente a las células madre que se encargan de regenerar el pigmento del cabello. Y eso conduce a un encanecimiento acelerado y prematuro del pelo.

El proceso, según esta investigación, comienza en el sistema nervioso simpático, que orquesta todos los procesos críticos del cuerpo en los que no tenemos que pensar: nuestra frecuencia cardíaca, nuestra respiración, la digestión de alimentos y la lucha contra los gérmenes.

También es responsable de la respuesta de lucha o huida; es decir el sistema de comportamiento de piloto automático que nos ayuda a reconocer y responder a las amenazas antes de que realmente tengamos tiempo para pensar y procesarlas. Ante una amenaza, el sistema nervioso simpático libera adrenalina y cortisol para que el corazón lata más rápido, aumenta de la presión arterial, acelera la respiración y dilata las pupilas, preparando a nuestro cuerpo a reaccionar.

El sistema nervioso simpático está íntimamente ligado a nuestra respuesta al estrés, por lo que en ese sentido no es del todo sorprendente que pueda tener algo que ver con el encanecimiento del cabello. El sistema nervioso simpático, así, es capaz, a través de la secreción de dosis de noradrenalina elevada, de provocar la pérdida de las células madre que regeneran el pigmento del pelo y, de esa manera, hacer que la cana que sale no desaparezca (tintes aparte).

"Cuando el nivel de noradrenalina es elevado, debido a cualquier factor de estrés, se pueden perder algunas células madre, pero la mayoría se quedan, por eso el pelo sigue teniendo color. Se requieren muchas rondas de exposición a estrés para que al final se agoten todas las células madre", destaca Hsu.

Temas relacionados