Más artículos

Se acerca el 29 y te mostramos la receta fácil y deliciosa para preparar los clásicos ñoquis

Se acerca el 29 y te mostramos la receta fácil y deliciosa para preparar los clásicos ñoquis
Los ñoquis son una pasta clásica, y más el día 29 de cada mes; la receta es sencilla, hacerlos toma poco tiempo y comerlos es una delicia
Por iProfesional
27.11.2020 14.42hs Recreo

En muchos hogares de la Argentina los 29 son de ñoquis. Se pueden hacer en casa o comer en un restaurant, se pueden hacer clásicos o reversionados, pero es una tradición que se suele cumplir los días 29 de cada mes. 

No todas las personas saben el origen de la tradición de comer ñoquis cada 29, que viene desde hace varios siglos atrás y que ha llegado a difundirse en Argentina y en otros países de la región.

¿Por qué se come ñoquis los días 29?

Aunque comer ñoquis los 29 -y colocar dinero debajo del plato- es una tradición muy presente en la Argentina y en otro países, pocos saben que su origen se remonta al siglo VIII. La tradición de comer ñoquis los 29 de cada mes tiene a San Pantaleón como su protagonista.

San Pantaleón era un joven médico que vivía por entonces en Nicosia, ubicada en Asia Menor. Luego de haberse convertido al cristianismo, el joven galeno peregrinó por el norte de Italia. Allí los ñoquis, que en aquella zona se llaman gnocci, eran ya un plato tradicional.

El origen de la tradición de comer ñoquis cada 29 se encuentra en la cena de Pantaleón y los campesinos
El origen de la tradición de comer ñoquis cada 29 se encuentra en la cena de Pantaleón y los campesinos

De acuerdo a lo que cuenta la leyenda, San Pantaleón practicó en Italia una gran cantidad de curaciones milagrosas. Fue por eso que a su muerte recibió la canonización. 

La historia de los ñoquis del 29 se vincula con una leyenda que dice que un 29 de diciembre, Pantaleón, hambriento y vestido con andrajos luego de peregrinar durante varios días, tocó a la puerta de unos campesinos vénetos para pedirles un poco de pan. Los campesinos, llenos de bondad y conmovidos por su aspecto, lo invitaron a compartir su mesa que, que aunque era humilde, estaba llena de buenas intenciones. En la mesa a la que los campesinos invitaron a Pantaleón había sólo siete ñoquis para repartir entre ellos y el recién llegado.

Agradecido por haber podido saciar su hambre con los ñoquis y encontrado cobijo en la casa de dichos campesinos, el médico les anunció un año de pesca y excelentes cosechas. Esa profecía, por supuesto, finalmente se cumplió. Esa misma noche, cuando estaban levantando la mesa, luego de que Pantaleón se hubiera marchado, la mujer del campesino encontró una sorpresa inesperada. Debajo de cada plato que había en la mesa había varias monedas de oro. Fue con esas monedas que los campesinos inauguraron ese período de prosperidad que el santo de los enfermos les había augurado durante la cena.

Esa cena entre Pantaleón y los campesinos ocurrió un día 29. Es por eso que surgió esta tradición tan arraigada en la Argentina actualmente, que implica que el día 29 de cada mes el menú sea de ñoquis.  En otras palabras, esa cena es el motivo por el que se conmemora ese día de cada mes la tradición de los ñoquis, una de las comidas más sencillas, con las que se alimentaban los pobres del siglo VIII.

Los ñoquis de papa
Los ñoquis de papa se comen desde hace mucho tiempo

Por su parte, el ritual que lo acompaña, y que consiste en poner dinero debajo del plato de ñoquis, recuerda el milagro que se produjo esa noche en manos de Pantaleón y simboliza el deseo de nuevas dádivas.

La historia de los ñoquis en sí misma es bastante más antigua y también proviene de Italia. Los gnocci fueron el primer tipo de masa casera, incluso son anteriores a los ravioles y aún a los spaghettis y otros tipos de pasta simple. En efecto, los ñoquis existen, aunque cueste creerlo, desde la época de los griegos y los romanos. En Italia, país donde más se difundió, se los llamaba primero macarrones, pero en la Edad Media pasaron a ser conocidos con su nombre actual, ñoquis, como símbolo de la cocina itálica.

Hay quienes consideran que el nombre ñoqui significa pelota. Esto es así porque los ñoquis originales eran pequeñas bolitas de harina amasadas con agua, aunque ahora los más difundidos sean de sémola, de papa o de otros sabores. Desde Italia, los ñoquis se difundieron al resto del mundo. Así, por ejemplo, en ellos se basan los spatzle que se comen en Hungría y Alemania.

A medida que la leyenda de ñoquis se fue divulgando a lo largo y a lo ancho del mundo, se comenzó a seguir en muchos sitios el rito de colocar un billete de escaso valor debajo de los platos con ñoquis, cada 29. Para que la tradición se realice adecuadamente se deben separar siete ñoquis, ponerse de pie y pedirle a cada uno un deseo diferente. Por su parte, el dinero que se pone debajo del plato de ñoquis debe quedar guardado hasta el día 29 del mes siguiente. De esta manera se garantiza la abundancia. 

La receta de los ñoquis de papa

Tal como se mencionó, los ñoquis de papa son una de las recetas de pasta más difundidas en la Argentina. Es una preparación muy sencilla de hacer, incluso para aquellas personas que no saben cocinar, que desconocen la técnica para hacer masas y que quieren encontrar una receta rica y fácil.

La papa es el ingrediente principal de la receta de ñoquis
La papa es el ingrediente principal de la receta de ñoquis

Con un plato de ñoquis de papa será posible deleitar a la familia, a los amigos, a los hijos, a una pareja, o a cualquier comensal que se siente en la mesa. Es ideal comer ñoquis el 29 para respetar la tradición que deriva de la historia de Pantaleón, pero se trata de un plato de pasta que se puede preparar en cualquier momento. 

Hacer ñoquis de papa de forma casera tiene muchas ventajas. Además de ser una comida económica, son fáciles de preparar y extremadamente ricos. Para que el plato de ñoquis sea un éxito solo es necesario tener en cuenta algunos tips clave que harán que una receta sencilla y básica se transforme en una delicia. 

El primer tip: la papa

La papa, por su puesto, es el principal ingrediente de los ñoquis de papa. Si bien la masa lleva otros ingredientes, la idea es que sea la papa el elemento central dentro de esta preparación. Esta es la principal diferencia entre los ñoquis y otras variedades de pasta, que tienen otros ingredientes pero cuyo componente central es la harina. El momento de cocinar la papa es muy importante, ya que es esencial que el punto sea el adecuado. Es clave que la papa para los ñoquis no absorba mucha agua en la cocción; de este modo, se evita que la masa se ponga pedajosa y que sea necesario agregarle demasiada harina. 

Segundo tip: la forma

La forma de los ñoquis queda a criterio y gusto de cada persona. Hay quienes prefieren que tenga la forma clásica de los ñoquis, que se logra con un tenedor o con una herramienta especial para hacerlos. También hay quienes los prefieren con una estética más rústica, que se logra solo cortando los ñoquis a cuchillo. 

Estos son los ingredientes para esta receta de ñoquis:

  • 1 kg de papa
  • 300 gr de harina 0000
  • 1 huevo
  • sal y pimienta

Así se preparan los ñoquis

Lo primero que se debe hacer para preparar los ñoquis es lavar bien las papas, ya que conviene hervirlas con cáscara. Este punto es muy importante para que luego los ñoquis de papa no se desarmen; cocinar las papas con cáscara evita que absorban agua en exceso y ayuda a que mantengan más concentrado el almidón propio de este tubérculo. Antes de colocarlas en el agua se debe hacer un corte longitudinal en la cáscara, algo que ayudará a que después se puedan pelar más fácilmente.

Las papas para los ñoquis tienen un punto de cocción específico. Para saber cuándo están listas se debe tomar un tenedor, pinchar las papas y esperar a que caigan. Cuando al pincharlas caen nuevamente al agua indica que están listas para sacar, hacer el puré y comenzar a preparar los ñoquis

Cuando se retiran del agua se deben dejar enfriar solo para no quemarse al momento de quitarles la cáscara para hacer el puré. Con ese corte que se hizo al principio debería ser muy fácil quitar la cáscara, que se suele despegar sola. 

Los ñoquis se deben colocar separados y enharinados para que no se peguen
Los ñoquis se deben colocar separados y enharinados para que no se peguen

Luego de que las papas se han enfriado un poco pero no del todo, se las debe pisar como para hacer un puré. Se agrega la sal, la pimienta y todo condimento que sea de gusto del cocinero y sus comensales. Condimentada la papa, se mezcla bien la preparación y se le agrega el huevo batido y la harina. Este último ingrediente se debe agregar gradualmente, no todo junto. La masa irá pidiendo la harina a medida que se vaya mezclando; siempre es mejor agregar que tener que arreglar la masa de otra manera porque la cantidad de harina fue excesiva.

La masa para hacer los ñoquis se une con la mano hasta que se pueda pasar a la mesada y terminar de integrar. En ese paso puede aparecer la necesidad de agregar más harina, que se incorporará poco a poco a medida que la masa lo pida. Es importante tener en cuenta que la masa de ñoquis no se debe amasar tanto como la de otras pastas -fideos, pasta rellena, por ejemplo-, por lo que se debe integrar y amasar solo hasta que no se pegue. 

Una vez que la masa ya está integrada y se puede manipular sin que se pegue a las manos o a la mesada, es momento de comenzar a hacer los ñoquis. Se toman pequeños trozos de masa, se hacen rollitos y se cortan para hacer los ñoquis.

Cabe señalar que se aconseja que la mesada esté enharinada, al igual que la tabla o la placa en la que se coloquen cuando estén listos. Se recomienda, además, que los ñoquis no se toquen demasiado cuando están listos, ya que es una masa que se presta a pegarse y puede arruinar toda la preparación. 

Una vez que se terminan de hacer todos los ñoquis se les debe dar forma con el tenedor o con la herramienta especial para este objetivo. Aquí, el gusto de cada uno es lo que dirá cuál de las opciones se elige. 

Alternativas a la receta clásica de ñoquis

Cuando se habla de ñoquis se piensa en hacerlos a base de papa, pero también hay otras opciones. 

Los ñoquis se pueden hacer de diversos sabores
Los ñoquis se pueden hacer de diversos sabores

Los ñoquis de papa son clásicos y son los más versátiles de todos, pero se pueden hacer en base a una gran cantidad de sabores. Los ñoquis, al igual que muchas otras preparaciones, permiten jugar, experimentar y conocer más gustos, poder combinarlos y ver cómo salen. 

Para los amantes de la cocina, de la comida o de ambas, y para quienes busquen darle a su paladar una mayor amplitud de sabores, estas son algunas de las opciones que se pueden usar para reversionar una clásica receta de ñoquis.

La papa para hacer los ñoquis se puede reemplazar por muchos vegetales similares. La zanahoria es uno de ellos, la remolacha, la calabaza o zapallo, la batata. Los ñoquis se pueden preparar con cualquiera de estos vegetales y la receta es la misma que para los ñoquis de papa. 

El zapallo es uno de los vegetales con los que se puede hacer ñoquis
El zapallo es uno de los vegetales con los que se puede hacer ñoquis

Es importante tener en cuenta que el punto de cocción de muchos de estos vegetales es diferente al de la papa. Además, cabe mencionar que la calabaza, el zapallo y la remolacha, por ejemplo, son vegetales que absorben mucha agua cuando se los hierve, por lo que se aconseja que la cocción se realice en el horno. De esta manera, el puré que se hace para preparar los ñoquis será más consistente, no tendrá tanto contenido de agua, y la masa quedará algo más compacta. 

Temas relacionados