Los Supersónicos: la familia que "predijo" el futuro pos pandemia

Los Supersónicos: la familia que "predijo" el futuro pos pandemia
El dibujo animado The Jetsons, creado por William Hanna y Joseph Barbera instaló algunos productos y modos de vida que hoy son moneda corriente
Por iProfesional
02.04.2021 10.08hs Recreo

Como muchos dibujos animados de la época, "Los Supersónicos" es una comedia de situación, es decir, el mismo exitoso formato que inició la precursora "I Love Lucy" y que tiene como mayores exponentes a Friends y Seinfeld, entre muchos otros.

Los dibujos animados optaron por el mismo formato: una locación fija en donde ocurren casi todas las situaciones que generan un mismo grupo de personajes.

Los Supersónicos, el primer programa de la cadena estadounidense ABC que se emitía en color, son una versión futurista de Los Picapiedras quienes fueron desarrollados antes por los mismos autores. Ambas animaciones cuentan la vida de una familia tipo: papá, mamá e hijos con sus estereotipos.

"Fue una serie de dibujos animados, popular en su momento, que retrataba a la familia tipo norteamericana, en el contexto de la posguerra. Era la familia estadounidense consumidora: el padre que traía el dinero a casa, la mujer dedicada a la familia y al hogar y los hijos con muy poca rebeldía. Es una estructura similar a Los Picapiedras", analiza Iván Steinhardt en diálogo con La Gaceta, actor y columnista especializado en cine y teatro (Radio Continental, Buenos Aires).

Los Supersónicos: la familia que "predijo" el futuro pos pandemia

"En su estructura, ambas series no planteaban un cambio estructural y social en la familia, sino un cambio superficial que tenía que ver con los objetos y tecnologías de uso cotidiano. Mientras en Los Picapiedras se observaba un reproductor de música hecho de piedra, en Los Supersónicos se observa una TV plana que sirve para hacer video llamadas. Es decir, parecía que las familias de la prehistoria y del futuro tenían que tener las mismas comodidades que debía tener una familia en la década 60", observa Steinhardt y agrega que las familias en Latinoamérica y en Argentina tenían en su momento, estructuras similares.

Los Supersónicos, vivían en el año 2062, algo muy lejano para nosotros inclusive, pero se volvieron virales en estos tiempos de pandemia por las diferentes situaciones y elementos que presentaban hace 59 años atrás y que hoy son moneda corriente: aspiradoras robot que limpian el hogar, cámaras de seguridad para ver qué hacen los niños, pantallas planas, video llamadas, robots inteligentes que colaboran en las tareas domésticas, casas inteligentes que te despiertan, encienden y apagan las luces.

En los capítulos, que tenían una duración de 12 a 15 minutos debido a los costos y a la audiencia a la que iban dirigidos- los conflictos o situaciones que les ocurrían a los personajes eran casi inexistentes. Lo que más se destacaba en cada capítulo era como Los Supersónicos realizaban las tareas cotidianas pero con herramientas y robots del "futuro": el despertador con voz que luego levantaba al padre con una trompeta resonando en su cara; el médico que realizaba consultas por video llamada; sin internet mediante, la lectura de un diario "online" o las cintas transportadoras para no caminar dentro del hogar, entre otros miles de detalles que eran divertidos de ver en su momento y hoy también.

Los Supersónicos: la familia que
Los Supersónicos: la familia que "predijo" el futuro pos pandemia

A pesar de cómo mostraban los objetos de un supuesto futuro, las familias creadas por la dupla Hanna - Barbera eran una radiografía del ciudadano promedio.

Las relaciones de poder entre jefe el jefe, Señor Júpiter o Mr. Cosmo Spacely y el padre de la familia o esas mismas relaciones dentro de hogar demuestran que las cosas no han cambiado mucho y hasta hay una lectura sarcástica –hoy se podría considerar machista- sobre las tareas que realiza la madre, Ultra Sónico o Jane Jetson: siempre la muestran cansada y quejosa por realizar la limpieza del hogar y solo presiona unos botones para llevar a cabo esta tarea.

"Si bien hay muchas luchas y se ha avanzado en igualdad, las cosas no han cambiado mucho dentro de los hogares", sostiene el columnista de cine.

"Los Supersónicos" es una comedia de situación

"Cuando la ficción presenta al futuro con historias filosóficamente elaboradas, se puede hacer una lectura importante. Por lo general, la ciencia ficción tiene una visión de que la sociedad es modificada por esa dependencia de la tecnología y los conflictos que plantean nunca dejan de ser un drama", explica Iván Steinhardt y recuerda clásicos como 2001: Odisea del Espacio de Stanley Kubrick y 2010 el Año Que Hicimos Contacto de Peter Hyams. "Por lo general, la ciencia ficción presenta muchas lecturas para hacer".

La ciencia ficción, concluye el actor y columnista, hace una crítica cuando se hace elaboradamente. Por ejemplo, Star Wars, la saga de La Guerra delas Galaxiasrelata, básicamente, la historia de un imperio intentando dominar el mundo y una fuerza que se rebela. También habla del bien y el mal y las consecuencias que pueden traer. Otras ficciones como Viaje a las Estrellas que relata un viaje interplanetario en donde los protagonistas descubren nuevas razas, presentan algo similar a la conquista de América por parte de los europeos. "Yo creo que más allá de lo que se puede mostrar en forma superficial, la ciencia ficción sirve para implantar una idea en el espectador".

Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído