Más artículos
"Hay que adaptar nuestro negocio a los nuevos hábitos de consumo", alertan desde el sector de los seguros

"Hay que adaptar nuestro negocio a los nuevos hábitos de consumo", alertan desde el sector de los seguros

"Hay que adaptar nuestro negocio a los nuevos hábitos de consumo", alertan desde el sector de los seguros
El seguro es transversal al resto de las industrias. Si el patrimonio del consumidor se ve afectado y disminuye, el mercado asegurador se verá impactado
Por Cesar Dergarabedian
13.07.2020 09.51hs Tecnología

Ricardo Bueno, director general ejecutivo de MeCubro.com, analiza en la siguiente entrevista de iProfesional los impactos de la pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento social para evitar su propagación, en el sector de los seguros.

-¿Cómo impactó el confinamiento en su empresa? ¿Qué medidas adoptaron?

-Nosotros arrancamos la cuarentena una semana antes, anticipándonos a lo que se avecinaba. El equipo de trabajo contó con la posibilidad de trasladar todas las herramientas necesarias para que pueda continuar con su labor en el hogar (computadoras, monitores, notebooks y hasta sillas).

Definimos una agenda de reuniones diarias y quincenales, vía videoconferencia, para mantenernos en contacto y un sistema online, de gestión de tareas y prioridades. Por suerte, nunca paramos de trabajar.

En cuanto a ventas, al principio bajó un 60% debido a que trabajamos con muchos clientes de eventos, turismo, gastronomía y construcción, pero la balanza comercial se empezó a equiparar a mediados de abril cuando aumentaron las actividades de reparto (delivery y entregas) y salud.

También el lanzamiento de nuestro seguro de transporte de mercadería destinado a la exportación, importación y el ecommerce local, ayudó a mantenernos estables.

Somos una empresa 100% amiga de la tecnología y digitalizamos todos nuestros procesos. Las herramientas están en "la nube", por lo cual, la única medida que tomamos fue continuar trabajando desde la casa y seguir haciendo lo que hacemos todos los días, pero cumpliendo el aislamiento social y preventivo.

Vale destacar que nuestra naturaleza de innovadores, nos llevó a comenzar a pensar en nuevos productos, acorde a la necesidad del cliente y, fue por ello que lanzamos un seguro de vida temporal, que se puede contratar por el tiempo que dure la pandemia, con el fin de que las personas cuenten con una cobertura en caso de contraer COVID-19.

Errores de aseguradoras tradicionales

-¿Cómo cambió el mercado?

-El mercado de los seguros se vio afectado por ser tan tradicional, no estar preparados a cambios bruscos y no tener manera de analizar de forma profunda los datos que poseen.

La realidad es que podríamos decir que los riesgos balancean el mercado (baja el riesgo de tener un choque con el vehículo, pero aumenta el riesgo de salud o muerte a causa de una enfermedad contraída por la pandemia), pero por más que existan las oportunidades, la industria tradicional no tiene la suficiente flexibilidad para poder adaptarse rápidamente al cambio y ofrecer nuevos productos que compensen las pérdidas.

Varias aseguradoras otorgaron descuentos de forma indiscriminada a sus clientes sin analizar los datos y sin medir las consecuencias. En algunos casos hicieron hasta un 50% de descuento en pólizas de automotor, sin analizar si el asegurado usaba con normalidad su vehículo (porque estaba habilitado) o si dejaba su vehículo estacionado en el garage.

Tampoco midieron el impacto en los intermediarios (Agentes asesores de seguros) haciéndoles una reducción de hasta el 50% de sus ingresos de un mes a otro.

Probablemente las medidas que tomaron fueron pensadas noblemente, pero el resultado no fue correctamente aceptado por los consumidores finales, ni los intermediarios.

Hizo falta una pandemia para que la industria aseguradora tradicional entendiera que tiene que evolucionar. Por nuestro lado, como "insurtech", contribuimos todos los días a que esa revolución se lleve a cabo. MeCubro fue creada con el objetivo de resolver 100% online algunos de los inconvenientes que presenta el seguro tradicional y eso nos permite adaptarnos rapidamente a las necesidades de los consumidores.

Ofrecemos una nueva forma de asegurarse eficiente, flexible e instantánea, donde el cliente paga por lo que usa, al momento que lo necesita, de esta manera mejoramos algunos aspectos del seguro tradicional, como ser:

Tiempo (el seguro se contrata en tres simples pasos), Costos (pagando por uso, o fraccionado), Disponibilidad (Posibilidad de contratarlo 24/7 los 365 días del año) y autenticidad (un QR para verificar online la veracidad del certificado)

-¿Qué consecuencias en el corto y en el mediano plazo generará la pandemia?

-Las consecuencias, buenas o malas, van a depender de nuestra velocidad de adaptación al mercado y no a la pandemia o a las medidas preventivas. Por lo cual tenemos que ser flexibles y no esperar a "que esto pase." Quedarnos quietos y hacer lo mismo que veníamos haciendo prepandemia es lo peor que podríamos hacer.

Es muy difícil cambiar, pero no imposible. Hay que adaptar nuestro negocios a los nuevos hábitos de consumo, sean estos coyunturales o no, porque no sabemos cuánto tiempo va a durar y si éstos serán adoptados como "normales" de acá a un año.

Cuando pensamos en nuestros objetivos, que obviamente cambiaron de enero hasta ahora, los desarrollamos creyendo que lo que estamos viviendo HOY es la nueva normalidad.

Si en 6 meses hay una cura, volveremos a redefinir nuestros objetivos de la misma forma que lo hicimos cuando se declaró la pandemia, pero sería un suicidio esperar la cura y que esta nunca llegue.

En ese caso, no nos va a matar el COVID-19, pero sí vamos a dejar de participar en el mercado por no entender que las reglas del juego cambiaron. Es mejor estar preparado para lo peor y rogar que no pase, a pensar que nada va a pasar y que lo peor suceda.

-¿Cómo evalúa la respuesta gubernamental en sus diferentes niveles?

-Más allá de que las aseguradoras se adapten a las necesidades de sus clientes, tengan la última innovación del mercado y sean lo suficientemente flexibles y rápidas para afrontar cualquier tipo de situación que le demande el mercado, sí hay un cese de actividades y del consumo, es obvio que habrá una baja en la actividad aseguradora.

El seguro es transversal al resto de las industrias y si el patrimonio del consumidor se ve afectado y éste disminuye significativamente, el mercado asegurador se verá directamente afectado por la crisis económica causada por las decisiones gubernamentales.

Imposible saber si estas medidas son correctas o incorrectas. La respuesta la tendremos en cinco años. No conocemos si el aislamiento es bueno o nos conlleva a un mal peor.

Cómo saber si la cuarentena es la solución, si el momento en el que estamos viviendo no tuvo precedente alguno y es falaz compararnos con el resto de los países cuando no conocemos los resultados que provocaremos a largo plazo.

Empresas que cierran, personas sin trabajo, familias estresadas, ancianos deprimidos y un sin fin de casos que preocupan cada vez más que una situación de contagio de COVID-19.

Las decisiones que tome nuestro gobierno, y el resto de los países, sabremos si son correctas o no, en el futuro. Solo espero que los mandatarios argentinos hayan tomado la decisiones en base a nuestra coyuntura social y cultural, y no de acuerdo a las políticas que hayan tomado otros países.

Y que el resultado de las decisiones haya sido un análisis extenso de variables económicas proyectadas a largo plazo y no simplemente para pasar el invierno, porque probablemente muchas personas no lo hagan.

-En el marco de la pandemia y el aislamiento, ¿qué medidas gubernamentales considera que hacen falta en el corto y en el mediano plazo?

-El gobierno tiene que abrir el comercio y reactivar el mercado. Obviamente sin descuidar las medidas sanitarias y de prevención (una cosa no quita la otra). Hay que lograr una armonía entre la economía y la salud. En época de una pandemia mundial, que los hospitales estén vacíos, es igual de alarmante a que estén colapsados. Es evidente que algo no está bien.

El sistema de salud no debería colapsar, al igual que tampoco debería dejar de utilizarse, esto nos da margen para reactivar la economía y comenzar a producir sin que se produzca un caos total.

El aislamiento social y preventivo debe ser una opción personal y no obligatoria. El gobierno debe impulsar la innovación y la tecnología para incentivar nuevas formas de consumir que no requiera el contacto físico entre personas o que implique realizar largas esperas en bancos, instituciones públicas, gubernamentales o centro de salud. La realización de la mayor cantidad de tramites a distancia posible y facilitar el uso de medios de pago digitales.

Ricardo Bueno:
Ricardo Bueno: "Las consecuencias, buenas o malas, van a depender de nuestra velocidad de adaptación al mercado y no a la pandemia o a las medidas preventivas."

Perfiles

Mecubro es una empresa que ofrece contratación de seguros temporales, 100% online. Tiene interfaces de programación de aplicaciones desarrolladas para consumir el seguro como un servicio, destinado al B2B2C y un marketplace que permite cotizar, comparar y contratar- una cobertura por los días que lo necesita, las veces que desee, en cualquier momento y lugar.

Ricardo Bueno se inició como programador en el 2002, creando sitios y sistemas web. En el 2007 tuvo la oportunidad de ayudar a una empresa tecnológica a certificar normas de calidad en desarrollo e implementación del software.

En el 2012 comenzó su carrera en el sector del seguro. Al mezclarse con pólizas, papeles y burocracia, se dio cuenta de que debía cambiar radicalmente la industria aseguradora. En 2016 arrancó con su insurtech. Hoy se reconoce como emprendedor.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ